Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tabaré Vázquez presenta a su gabinete en Uruguay

El presidente electo se rodea del equipo de su primer mandato, con mayoría de hombres y una media de edad que supera los 60 años

Tabaré Vázquez presenta a su gabinete en Montevideo
Tabaré Vázquez presenta a su gabinete en Montevideo AP

Muchos uruguayos tienen estos días la extraña sensación de haber vuelto al 2005. El presidente electo, Tabaré Vázquez, acaba de presentar un nuevo gabinete en el que 9 de cada 13 ministros ya lo acompañaron en su primer mandato, cuando el Frente Amplio se convirtió en la primera formación de izquierdas en llegar al poder en Uruguay.

Vázquez, electo el pasado domingo por amplia mayoría, ha repetido la fórmula que a partir del 2005, cuando la economía uruguaya apenas empezaba a despegar, le permitió acometer importantes reformas estructurales y sociales. Así, la prioridad será la modernización de las infraestructuras, la reforma de la educación y la puesta en marcha de una red de políticas de ayuda a la incorporación laboral de las mujeres, los discapacitados y los ancianos.

El gabinete refleja las características de la política uruguaya: mayoría de hombres (8 de 13) y una elevada media de edad (64 años). La prensa local ha destacado que Vázquez eligió a su equipo en función de sus preferencias y no de la “cuota política”. La “cuota política” es el reparto interno de carteras en función de los complejos sectores y subsectores del Frente Amplio, una componenda que suele ser impopular entre la ciudadanía por anteponer la filiación a la capacidad del candidato.

En realidad, el nuevo ejecutivo no deja de ser un prodigio de equilibrio entre sectores del Frente y el análisis de la prensa uruguaya muestra hasta que punto el país está acostumbrado a ver cómo se tejen acuerdos complejos. En el nuevo ejecutivo hay ministros socialistas, comunistas, ex tupamaros… todos los sectores de la izquierda deben de verse reflejados, como demuestra que nada más ser nombrado, el ministro de Trabajo fuera a visitar a los sindicatos para obtener su beneplácito (que obtuvo).

Con la oposición de centro derecha en minoría en el parlamento, el principal partido de la democracia uruguaya se jugará entre Tabaré y el sector del presidente José Mujica (MPP), que fue el más votado de las elecciones y domina el grupo parlamentario del Frente. Los conflictos en el seno del partido gobernante pueden ser tan o más duros que el clásico enfrentamiento entre Gobierno y oposición.

Como si no hubiera pasado el tiempo, Tabaré Vázquez, de 74 años, ha vuelto en su más puro estilo: organizado, tajante, eficaz. El lunes, después de una campaña electoral agotadora, fue captado por los fotógrafos saliendo de la clínica del cáncer en la que trabaja. Durante su primer mandato siguió atendiendo a sus pacientes, pero esta vez ha asegurado que dejará la medicina cuando asuma el poder el próximo primero de marzo.