Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberia registra casos de transmisión sexual del ébola

Varias mujeres han sido infectadas por supervivientes al virus

Una cooperante de Médicos sin Fronteras con enfermos de ébola en Kailahun (Sierra Leona) en agosto pasado.
Una cooperante de Médicos sin Fronteras con enfermos de ébola en Kailahun (Sierra Leona) en agosto pasado. afp

La médica Atai Omurutu aprovechó una vista de la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, al centro contra el ébola donde trabaja para advertirle: la Island Clinic había admitido ya a varias esposas de supervivientes al virus infectadas  por sus maridos durante las relaciones sexuales, según relata el Daily Observer de Monrovia.

Es la primera vez que consta esta vía de transmisión del virus, pero no es una sorpresa. Precisamente el viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS) recordaba que el ébola se mantiene en el semen de los hombres que superan la infección más allá de los 21 días que se analiza la presencia del virus en la sangre. La organización admitía que ha habido pocos estudios al respecto —también ha habido pocos brotes y pocos infectados, menos de 2.000 desde que se conoce el virus sin contar el brote actual—, pero sí que menciona uno con 43 voluntarios en el que tres hombres dieron positivo al análisis de ébola en semen 40, 61 y 82 días después de considerarse curados de la infección. En mujeres no hay estudios similares, pero también se sospecha que el virus puede resistir mejor en otros fluidos corporales. Esa fue una de las causas por la que a la auxiliar de enfermería Teresa Romero se la mantuvo aislada más tiempo del estrictamente necesario si solo se hubieran tenido en cuenta los resultados de sus análisis de sangre.

Aunque no se había documentado ningún caso, para evitar estos casos las recomendaciones son que el hombre que supere la enfermedad mantenga un periodo de abstinencia durante tres meses. O que use preservativos. Pero, como ha demostrado la epidemia de sida en África, no son consejos fáciles de cumplir. Y menos ahora, con los sistemas sanitarios de los países afectados devastados por el ébola. Tanto que, como se quejaba Omuturu a la presidenta de Liberia, no hay ni condones para repartir a los hombres cuando dejan el hospital.

El cierre de las escuelas aumenta los embarazos de adolescentes

Pero esta no es el único efecto adverso relacionado con la sexualidad del ébola. La organización de protección de los derechos de la infancia Plan Internacional, que tiene escuelas en los países afectados, ha advertido de que están aumentando los embarazos de las chicas adolescentes. “Con los colegios cerrados, las niñas se quedan en casa, tienen mucho tiempo libre y son más vulnerables a la coacción para tener relaciones sexuales”, ha dicho Casely Coleman, director de Plan Internacional en Sierra Leona. “He oído que 15 niñas de mi aldea se han quedado embarazadas porque no van a la escuela y no tienen nada que hacer”, ha dicho Abibatu, de 16 años, una de las alumnas de la ONG.

Esta situación tiene otro peligro: con los centros sanitarios volcados en el ébola, otras enfermedades se están quedando sin tratamiento. Y tampoco es fácil recibir atención para el parto, y el embarazo en adolescentes es, en general, más complicado y requiere más cuidados.