Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene al gurú indio atrincherado con miles de fieles

Los enfrentamientos entre adeptos y fuerzas de seguridad dejan dos muertos y decenas de heridos. El líder espiritual era buscado por desacato y vínculos con un asesinato

Arresto del gurú atrincherado junto a cientos de fieles

La policía del Estado indio de Haryana (norte) ha detenido este miércoles al gurú prófugo Rampal, tras más de una semana de despliegue en torno a su ashram (monasterio) en Hisar y después de que varios días de enfrentamientos entre agentes y adeptos del líder espiritual se saldaran con al menos dos muertos —una mujer y una niña de cinco años— y decenas de heridos.

Rampal, de 63 años, era buscado por las autoridades por su presunta relación con un caso de asesinato en 2006, tras un enfrentamiento en otro de sus monasterios, y por desacato a un tribunal, según informó la cadena de televisión británica BBC. Tras varias citaciones, el 5 de noviembre fue emitida una orden de arresto.

Hace unos días, la policía desconectó el suministro de agua y electricidad del lugar, donde el gurú llevaba dos semanas atrincherado. El incremento de las tensiones se produjo el martes después de que la policía intentara arrestar a Rampal utilizando gases lacrimógenos, cañones de agua e intentando entrar al recinto con buldóceres. Este miércoles, tras irrumpir en el recinto, las fuerzas de seguridad recuperaron sus instalaciones los cuerpos sin vida de cuatro mujeres, que no presentaban "heridas de bala ni otras señales de lesión" por lo que todavía no está claro qué causó sus fallecimientos, aseguró en rueda de prensa el director general de la Policía de Haryana, Shriniwas Vashisht.

Según confirmaron fuentes policiales, tras el abandono de unos 10.000 seguidores a lo largo de estas dos semanas, en el momento de la intervención policial se calcula que había en el ashram unos 5.000 fieles para frenar la detención de su líder, que sostiene ser la reencarnación de Kabir, poeta místico del siglo XV. La policía afirma que algunos de ellos portaban armas y mantenían a varias personas retenidas, utilizando además a mujeres y niños como escudos humanos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >