Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un empleado de la ONU por ébola en un hospital de Alemania

El trabajador, sudanés de 56 años, fue trasladado desde Liberia a Leipzig el pasado jueves

Muere un trabajador de la ONU infectado por ébola en un hospital de Leipzig (Alemania). Ampliar foto
Muere un trabajador de la ONU infectado por ébola en un hospital de Leipzig (Alemania). EFE

Un trabajador de Naciones Unidas (ONU) de nacionalidad sudanesa murió la pasada noche como consecuencia del virus ébola, según la agencia alemana DPA. El paciente, de 56 años y cuya identidad no se ha hecho pública, fue trasladado el jueves pasado desde Liberia al hospital Sankt Georg de la ciudad alemana de Leipzig, al este del país. Desde entonces, su situación era "muy grave".

"El paciente enfermo de ébola murió en algún momento de la noche en la clínica Sankt Georg en Leipzig", han anunciado este martes fuentes del mismo centro. Se trataba del tercer infectado de ébola que Alemania trataba en uno de sus hospitales. Un paciente senegalés fue dado de alta en Hamburgo después de recibir un tratamiento durante cinco semanas y otro ciudadano ugandés sigue recibiendo tratamiento en un centro hospitalario de Frankfurt, según la agencia Efe.

"A pesar de las medidas intensivas y los esfuerzos del equipo médico, el empleado de la ONU [el segundo jefe de la misión en Liberia] ha fallecido por una seria infección provocada por la enfermedad", dice el comunicado del hospital según la cadena británica BBC.

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán calificó el lunes como un ejercicio de "solidaridad" la recepción de enfermos de nacionalidad extranjera en el país y avanzó que el Gobierno seguirá atendiendo las peticiones de ayuda que reciba de organizaciones internacionales, de acuerdo con los recursos existentes. Alemania dispone de 50 camas para ser utilizadas por pacientes con ébola y cuenta con cuatro aeropuertos preparados para atender casos sospechosos que puedan ser detectados a bordo de un avión.

Este mismo martes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que los casos de personas fallecidas por ébola son ya 4.447 y ha alertado de que se superarán los 9.000 infectados a finales de esta misma semana. Actualmente el número de personas con el virus es de 8.914, según la misma organización multinacional.

Aún hay dos personas que permanecen hospitalizadas por el virus en Europa; Teresa Romero, en España, y otra persona cuya identidad no ha sido desvelada, en Noruega. Este mismo lunes, las autoridades de Texas, en Estados Unidos (EE UU), confirmaban el resultado positivo de ébola de una enfermera que trató al ciudadano liberiano en Dallas, fallecido la semana pasada como consecuencia de la enfermedad.

El virus ha matado desde el pasado marzo a más de 4.000 personas, sobre todo en Liberia, Sierra Leona, Guinea y Nigeria. La OMS ha descrito el ébola como "la emergencia sanitaria más grave en la actualidad".

800 soldados aislados en Somalia

Reuters

La alarma por el virus del ébola ha llegado también a Somalia. Un batallón de 800 soldados de Sierra Leona que estaban a la espera de ser desplegados en el país del cuerno de África ha sido puesto en cuarentena después de que uno de sus miembros diera positivo por el virus, según han informado fuentes militares a la agencia Reuters.

Los soldados iban a relevar a otro contingente desplegado en Somalia en el marco de la misión de paz de la Unión Africana (AMISOM). Ahora, los 800 efectivos deberán permanecer durante 21 días aislados, período de incubación del virus.

Más información