Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia quiere prohibir la organización de derechos humanos Memorial

El ministerio de Justicia pide al Tribunal Supremo la disolución de la asociación

Vladimir Putin, presidente ruso, en una reunión del Gobierno
Vladimir Putin, presidente ruso, en una reunión del Gobierno afp

El Ministerio de Justicia de Rusia ha solicitado al Tribunal Supremo que disuelva la organización de derechos humanos Memorial, según una información oficial que figura en la página de web de la alta instancia judicial. El Supremo examinará el próximo 13 de noviembre la solicitud que le fue realizada el 24 de septiembre y aceptada al día siguiente.

Memorial es una organización surgida durante la Perestroika (el periodo de reformas liderado por Mijaíl Gorbachov en la segunda mitad de los años ochenta del siglo pasado) y entre sus actividades está la confección de informes sobre la situación de los derechos humanos y el mantenimiento de la memoria histórica sobre los crímenes del estalinismo. La organización ha realizado múltiples estudios sobre el terreno, especialmente sobre abusos en el Cáucaso del Norte ruso. Natalia Estemírova, una representante de Memorial en Chechenia, fue asesinada en 2009 en aquella república caucásica y su caso no ha sido esclarecido hasta ahora.

En uno de sus últimos informes, Memorial afirma que chechenos y habitantes del Cáucaso del Norte ruso han estado luchando en el Este de Ucrania, tanto como voluntarios como encuadrados en unidades regulares del Ejército ruso.

La información oficial difundida no indica por qué causa el Ministerio de Justicia solicita la disolución de Memorial, pero la cadena de televisión NTV, controlada por el monopolio de gas ruso, Gazprom, difundió el viernes un "reportaje" en el que acusaba a la organización de "ayudar" a personas acusadas de extremismo y terrorismo. En apoyo de esta tesis, NTV mostraba a un supuesto combatiente islámico procedente del norte del Cáucaso combatiendo en Siria.

Memorial y el Ministerio de Justicia han mantenido un contencioso judicial (ganado por los representantes del Estado) por divergencias sobre el registro de la organización, según manifestó Elena Zhemkova, miembro de la dirección de Memorial. Por decisión de los jueces, la organización está obligada a cambiar su estructura horizontal, formada por entidades provinciales independientes, por otra de tipo vertical, donde las entidades provinciales serán secciones de la sede central, explicó la activista. Acatando la decisión de los jueces, Memorial había escrito al Ministerio de Justicia informando de que se disponía a celebrar un congreso a fines de noviembre para adaptar su estructura a las exigencias oficiales, informó Zhemkova. Sin embargo, el Tribunal Supremo se reúne antes de esa fecha para examinar la solicitud de disolución.

Memorial, que cuenta con 50 organizaciones regionales en Rusia, se fundó en enero de 1989, aunque solo se registró en 1990, después de que Gorbachov interviniera en el trámite burocrático. Durante el entierro del científico y premio Nobel de la Paz, Andrei Sájarov, el máximo dirigente de la URSS preguntó a Elena Bonner, la viuda de Sájarov, qué podía hacer por ella y esta contestó: "Haga que registren a Memorial", según explicó Zhemkova. Ahora, una de las más prestigiosas organizaciones de derechos humanos de Rusia, cuyo trabajo ha sido clave para establecer responsabilidades en el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo en temas como víctimas de la guerra de Chechenia, está en peligro.