Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin asegura que no aspira al “control total” de Internet en Rusia

“Depende directamente de la situación internacional”, asegura el presidente ruso

El presidente ruso habla sobre mejorar la seguridad en internet Reuters-Live

Los ciberataques contra recursos informativos de Rusia se han multiplicado en los últimos tiempos y “perfeccionan” sus “métodos, medios y táctica”, según afirmó el miércoles el presidente Vladímir Putin, al iniciar una sesión especial del Consejo de Seguridad dedicada a “cuestiones relacionadas con la defensa del espacio informativo de Rusia de las amenazas modernas”. Los temas en cuestión tienen, según dijo, una “importancia excepcional para la capacidad de defensa del país, el desarrollo sostenible de la economía, la esfera social y la defensa de la soberanía de Rusia en el sentido más amplio”.

En la alocución difundida en la página de web del Kremlin, Putin no dio cifras, pero el secretario del Consejo de Seguridad, Nikolái Pátrushev, citado por la agencia Interfax, dijo que desde 2010 han sido registrados y rechazados más de 90 millones de ciberataques contra recursos rusos, de los cuales 57 millones ocurrieron durante la primera mitad de este año y estuvieron relacionados con temas como la Olimpiada de Sochi y la situación en Ucrania. En 2010, se registraron 3,3 millones de ataques.

La intensidad de los ciberataques “depende directamente de la situación internacional”, afirmó Putin, quien instó a tener en cuenta los “riesgos y amenazas” en el campo de la información. “Países aislados intentan utilizar su posición dominante en el espacio informativo global para lograr no solo sus fines económicos, sino militares y políticos”, subrayó el líder ruso, según el cual “desde principios del año pasado se está formando el sistema estatal para detectar, prevenir y liquidar las secuelas de los ataques cibernéticos a los recursos informativos de Rusia”.

En Rusia, donde encontró refugio como asilado político en el verano de 2013, reside el estadounidense Edward Snowden, el subcontratista de la Agencia Nacional de Seguridad de EE UU, que reveló la amplia magnitud del espionaje ejercido por la administración norteamericana en la web.

Putin abogó por la creación de “medidas suplementarias en el campo de la seguridad informativa”, entre ellas incrementar el grado de defensa de las redes de comunicaciones y los recursos informativos de Rusia, “en primer lugar los que utilizan las estructuras estatales”. Putin afirmó también que Rusia no tiene intención de “ejercer un control total” o “nacionalizar” el Internet.

En la lista de entidades que amenazan la seguridad del Estado, Pátrushev citó los servicios especiales extranjeros, los grupos extremistas, terroristas y organizaciones delictivas. El alto funcionario consideró que el uso el “equipo de telecomunicaciones y programas extranjeros” constituye un problema para el Internet ruso. Tras el agudo deterioro de sus relaciones con los países occidentales, Moscú ha intensificado su política para sustituir los equipos y tecnologías de información con sus propios productos. Sin embargo, el progreso para crear sus propios equipos de telecomunicaciones y sus propios programas es insuficiente, según reconoció el mismo Pátrushev. Por su parte, el ministro de comunicaciones, Nikolái Nikíforov, afirmó que la vulnerabilidad del Internet ruso había quedado patente en unos ejercicios realizados en julio conjuntamente con el ministerio de Defensa y el Servicio Federal de Seguridad. Los detalles sobre esos ejercicios son secretos. El ministro dijo que había que hacer “bastante trabajo” para que el segmento ruso del Internet funcione plenamente y “más importante” aún que funcione en conjunto con los segmentos del Internet de otros países “en cualquier conjunción de circunstancias”, según informó Ria-Nóvosti. Antes, el periódico Védomosti había dicho antes que las autoridades se proponían debatir planes de actuación para proteger el Internet ruso en el caso de que este fuera bloqueado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >