Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berkeley donará marihuana para los ciudadanos con menos recursos

El Ayuntamiento aprueba que los dispensarios médicos donen al menos el 2% del cannabis a los residentes con bajos recursos

Marihuana para uso médico en un dispensario de Berkeley.
Marihuana para uso médico en un dispensario de Berkeley. GETTY IMAGES

Si por algo siempre se ha caracterizado Berkeley es por su espíritu anti convencional, a la vanguardia de tendencias que van un paso más allá de lo establecido. Ya en la década de los 60, el Free Speech Movement (la libertad de expresarse de una manera libre), nacido en la Universidad de Berkeley, marcó un hito en toda la nación americana.

Y ahora esta carismática ciudad de la Bahía de San Francisco vuelve a sorprender; y lo hace con la aprobación de una ordenanza municipal que requiere a todos los dispensarios médicos que donen al menos el 2% del cannabis a los residentes con bajos recursos económicos. Es decir, marihuana gratis para los pobres. Para quienes no pueden afrontar pagar los 400 dólares que como mínimo cuesta una onza (28 gramos) de la hierba en los dispensarios.

La idea, en palabras del alcalde de Berkeley, Tom Bates, “es proporcionar a todas las personas la oportunidad de adquirir cannabis por motivos médicos, independientemente de su poder adquisitivo”.

“Hay casos que por una mera cuestión humanitaria deben ser atendidos, como el de las personas con cáncer que no tienen dinero para mitigar su dolor consumiendo cannabis. Es una idea noble ponerlo al alcance de los pobres. En cualquier caso en Berkeley siempre lanzamos ideas nuevas”, expresa con total convencimiento Bates. Y asegura que la demanda es enorme: “Podríamos haber establecido un 20% en lugar del 2%”.

No todos opinan lo mismo que el alcalde. De hecho, la idea ha irritado a muchos, que la califican de “terrible” y “una locura más dentro de los frecuentes experimentos liberales de Berkeley”, tal y como figura en una carta publicada en San Francisco Chronicle.

“Si Berkeley es seria con sus pobres hay ideas mejores que repartir gratis bolsas de marihuana. Por ejemplo, usar ese dinero para proporcionar prácticas de trabajo, construir casas y subvencionar el cuidado de los niños. Debería destinarse más dinero a los programas para homeless (personas sin hogar), salud mental y drogadicción”, se dice en la carta.

Pese a la polémica, la medida acaba de salir adelante y quienes ganen menos de 32.000 dólares al año podrán beneficiarse de la marihuana gratis a partir del próximo mes de agosto, fecha en que entrará en vigor la propuesta.

Hace 20 años que se legalizó en California la marihuana para uso medicinal, pero nunca hasta ahora se había propuesto dispensarla gratis para quienes no pueden costearla. Si bien en el mismo Berkeley existen programas privados como el del dispensario Berkeley Patiens Group que proporciona dosis gratis de cannabis para los pacientes con bajos recursos necesitados de asistencia médica. Actualmente unas cien personas se benefician del uno por ciento de las donaciones de este establecimiento a través del programa Helping Hands.

El cannabis que se dispense gratis deberá ser de la misma calidad que el que se paga, una regulación que compete a Berkeley, ya que estatalmente no se hace y varía dependiendo de cada dispensario.

Veintiuno de los 50 estados permiten el uso terapéutico del cannabis y un 51% de ciudadanos de EE UU están a favor de la legalización.

El alcalde de Berkeley lo tiene claro: “Si nuestra decisión significa un paso adelante para legalizar la marihuana para uso recreacional, bienvenida sea. Es una cuestión de tiempo que suceda”.