Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Contra el ‘matajudíos’ francés

En septiembre se votará el cambio de nombre de una pedanía gala llamada 'Muerte a los judíos'

La pequeña pedanía de La Mort aux Juifs.
La pequeña pedanía de La Mort aux Juifs. EFE

Son cuatro casas y una granja, entre hectáreas de cultivos, a algo más de dos kilómetros del pueblo más cercano. Ningún cartel en el camino revela el motivo por el que esta aldea está en el centro de una polémica por su nombre oficial. Así aparece en algunos mapas: La Mort aux Juifs (La Muerte a los Judíos). La existencia de esta denominación posiblemente heredada de la Edad Media fue denunciada a mediados de mes por el Centro Simon Wiesenthal, que combate el antisemitismo. La alcaldía de Courtemaux, de la que depende el lugar, votará a principios de septiembre cambiar oficialmente su nombre, como ha hecho recientemente el pueblo español de Castrillo Matajudíos, rebautizado Mota de Judíos.

“El hecho de que este nombre se haya mantenido durante la época napoleónica de la emancipación de los judíos de Francia es sorprendente”, escribe Shimon Samules, director de relaciones internacionales del centro Wiesenthal, en un correo remitido a mediados de mes al ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve. “Que haya pasado desapercibido durante los 70 años que han seguido a la liberación de Francia del nacionalsocialismo y del régimen de Vichy [del general Pétain, que colaboró con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial] es extremadamente chocante”, añade. Por ello pide a las autoridades “la retirada, cuanto antes, de este nombre genocida”.

La denominación pervive probablemente desde la Edad Media

El caso ya fue denunciado por asociaciones antirracistas y de lucha contra el antisemitismo en 1992. Entonces, el consejo municipal de Courtemaux (298 habitantes) optó por mantenerlo tal cual. Pese a todo, para calmar los ánimos, la alcaldía decidió retirar los carteles con el polémico nombre y desde entonces la dirección postal de sus viviendas es simplemente la de la carretera de Louzouer, que atraviesa el lugar, con el número correspondiente. Pero permanece como nombre oficial en el catastro y en algunos mapas por satélite como Google Maps.

“De verdad que, para encontrarlo, hay que buscarlo… hace 23 años que ya no aparece en ninguna parte, nadie lo llama por ese nombre y hay incluso consejeros municipales que ni sabían que se llamaba así”, asegura Emmanuel Courcier, propietario de la granja que compone parte de la aldea. “Ya mi padre en 1974 escribió a las autoridades para pedir que cambiaran el nombre”, cuenta. “Tenga en cuenta que no es fácil vivir en un lugar llamado La Muerte a los Judíos… Pero ahora que no aparece en ningún lugar, realmente ya no es problema”, añade.

"Tenga en cuenta que no es fácil vivir en un pueblo llamado así", dice un vecino

Para Courcier, como para los pocos vecinos tanto de la aldea como de Courtemeaux que se animan a hablar —aunque sea un poco— con la prensa, el tema se ha exagerado. “En el caso de España, era un pueblo”, señala, en referencia a Castrillo Matajudíos, de 52 habitantes. “Pero aquí, ya lo ve, son cuatro casas”, dice. Cuando la demanda de hace 20 años, recuerda que las televisiones invadieron el patio de su explotación agrícola y que recibió llamadas de insultos a casa.

El caso ha vuelto a surgir a raíz de la carta de la ONG estadounidense, que descubrió la localidad a través de una página de valores inmobiliarios. La repercusión ha sido especialmente importante dado que este verano se han registrado incidentes antisemitas en varias ciudades francesas, a la vez que las manifestaciones contra la ofensiva israelí en Gaza. En París se llegó a oír precisamente la onerosa consigna de “muerte a los judíos” después de alguna protesta.