Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ministros kurdos se reincorporan al nuevo Gobierno de Irak

El grupo abandonó el Ejecutivo cuando Nuri al Maliki, les acusó de colaborar con los yihadistas

Un kurdo iraquí inspecciona un arma en Erbil, capital del Kurdistán.
Un kurdo iraquí inspecciona un arma en Erbil, capital del Kurdistán. AFP

Los ministros kurdos que habían suspendido su colaboración con el Gobierno central iraquí el pasado julio han decidido este miércoles reintegrase de nuevo al Ejecutivo, según ha anunciado el titular de Exteriores, el kurdo Hoshiyar Zebari. Esta minoría, que representa el 17% de la población, abandonó el Gobierno del ex primer ministro Nuri al Maliki al haber este insinuado que los kurdos daban cobijo a los yihadistas suníes del Estado Islámico (EI). Las autoridades kurdas llegaron, incluso, a pedir un referéndum de independencia de su región del resto del país.

"He vuelto a Bagdad como ministro de Exteriores", ha dicho Zebari en declaraciones a la agencia Reuters. Este regreso pasa página a los desencuentros con el primer ministro saliente, Nuri al Maliki, que acusó a las autoridades kurdas de colaborar con las milicias del EI, y hace un gesto hacia el recién nombrado jefe del Ejecutivo —con el respaldo de EE UU e IránHaider al Abadi.

Zebari ha subrayado que este grupo yihadista es una amenaza no sólo para Irak o para los miembros de minorías que están siendo asesinados en la zona norte, —sobre todo yazidíes y cristianos— sino para todo el mundo, por lo que ha llamado a la comunidad internacional a seguir apoyando al país árabe.

Este regreso pasa página a los desencuentros con el primer ministro saliente, Nuri al Maliki, que acusó a las autoridades kurdas de colaborar con las milicias del Estado Islámico

EE UU comenzó hace dos semanas a colaborar con las autoridades militares iraquíes y kurdas en su lucha contra el avance del Estado Islámico que pretende crear un califato en la región. La Unión Europea, en una reunión extraordinaria de los ministros de Exteriores de los Veintiocho, aprobó la semana pasada el envío de armamento y apoyo militar a las fuerzas kurdas —los peshmergas— aunque lo dejó a total discreción de cada Estado miembro.