Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama critica los excesos de los agentes en los disturbios de Ferguson

El presidente estadounidense señala que no hay excusas para saquear establecimientos ni atacar a la policía, pero tampoco para que los agentes usen fuerza excesiva

Barack Obama habla sobre los disturbios en Ferguson (Misuri). Ampliar foto
Barack Obama habla sobre los disturbios en Ferguson (Misuri). EFE

En un reflejo de la preocupación del Gobierno porque las protestas no amainan, el presidente, Barack Obama, interrumpió unos minutos sus vacaciones en la isla de Martha's Vineyard (Massachusetts) para hacer una declaración ante la prensa. "Ahora es el momento de la curación. Es el momento de la paz y la calma en las calles de Ferguson", afirmó.

Obama afirmó que es el momento de impulsar "un proceso abierto y transparente" para que se haga justicia, y anunció que ha pedido al Departamento de Justicia y al FBI una investigación independiente. Hasta ahora, estaban colaborando con las autoridades locales. La policía asegura que el chico atacó a un agente; su familia y vecinos, que fue tiroteado cuando había alzado los brazos. El presidente Obama también dijo que no hay excusas para saquear establecimientos ni atacar a la policía, pero tampoco para que los agentes usen fuerza excesiva o detengan a periodistas, como ocurrió el miércoles. "Todos tenemos que cumplir un estándar alto", subrayó.

La de este jueves es la segunda ocasión en que Obama comentaba la situación en Ferguson, en las afueras de San Luis, tras la muerte el sábado de un negro desarmado a manos de la policía. El mandatario emitió el martes un comunicado en el que calificó de "desgarradora" la muerte de Michael Brown y llamó a la calma.

Las palabras de Obama evidencian su empeño por evitar un nuevo caso Trayvon Martin, un joven negro que falleció en Florida en 2012

En Ferguson, Joshua Brown, primo del fallecido, recibió con prudencia las palabras de Obama. "Deseo que le escuchen, pero los primeros que se tienen que calmar son los policías", afirmaba este jueves en la avenida convertida en el epicentro de las protestas. La policía de Ferguson y del condado han desplegado un amplísimo dispositivo de seguridad —con agentes con equipamiento militar— para dispersar a los manifestantes, que han cortado la calle al grito de "¡No nos movemos!" y "¡Sin justicia no hay paz!".

Las palabras de Obama —y el simbolismo de una declaración pública— evidencian su empeño por contener la situación. El recuerdo del caso Trayvon Martin, un joven negro desarmado que falleció en Florida en 2012 por un disparo de un vigilante vecinal, sigue vivo. El veredicto de un jurado de que el autor de los disparos —un hispano— ejerció su derecho a la autodefensa desató una oleada de protestas pacíficas. Entonces Obama afirmó: "Trayvon Martin podría haber sido yo hace 35 años".

Más información