Las sanciones golpean al rublo

La bolsa de Moscú pierde un 2,3% ante el temor a que las empresas pierdan financiación

Logo de la compañía Rosneft en su sede de Moscú
Logo de la compañía Rosneft en su sede de MoscúYuri Kochetkov / Efe

Las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea sobre Rusia no han tardado en tener efecto. El rublo se depreció este jueves a su valor más bajo frente al dólar desde marzo, cuando Rusia inició las operaciones en Crimea, y la bolsa de Moscú se dejó un 2,31% ante el temor a que las empresas rusas afronten problemas de liquidez por las nuevas restricciones de acceso a la financiación.

El Tesoro de Estados Unidos hizo público el miércoles una lista de sanciones por sectores, que afectan principalmente a la banca y la energía, así como compañías de la industria de Defensa. Las sanciones afectan al banco Vnesheconombank (VEB), un banco público de desarrollo, y a Gazprombnak, el tercer mayor banco del país con activos por 3,8 billones de rublos, que suponen al 6,9% del sistema financiero. En el sector energético, las sanciones afectan a dos empresas estratégicas, Rosneft, la mayor empresa petrolera rusa con activos equivalentes al 11,3% del PIB, y a Novotek (0,9% del PIB). A estas compañías se les impedirá acceder a nueva financiación por bancos o inversores estadounidenses. La UE, por su parte, ha suspendido la financiación de nuevos proyectos por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD).

El presidente ruso, Vladimir Putin, criticó la "agresiva" reacción occidental al conflicto ucranio y advirtió que tendrá un "efecto boomerang" que dañará los propios intereses estadounidenses, informa Bloomberg. No sólo. Rosneft está participada en un 20% por British Petroleum, que este jueves se dejaba un 1,9% frente al 4,3% de la compañía rusa, y tiene una alianza con la estadounidense Exxon para llevar a cabo un proyecto de exploración en el Ártico que ahora está en riesgo. 

Son las sanciones más duras impuestas hasta la fecha —el nivel 2,5 sobre 3, dicen los analistas— y "van a dificultar que las empresas afectadas puedan atraer financiación para sus nuevos proyectos, como el proyecto de exploración conjunta en el Ártico de Rosneft y Exxon, una de las principales preocupaciones", sostienen los economistas de Nomura en una nota a clientes.

De hecho, el conflicto con Crimea y la primera ronda de sanciones provocó una salida de capitales del país de más de 50.000 millones de dólares ante el temor a medidas más duras que implicaran una congelación de los activos del país. "El impacto total de la última ronda de sanciones será limitado, en parte gracias a la fuerte posición inversora internacional de Rusia, gracias sobre todo a las reservas por 480.000 millones de dólares en manos del gobierno", aseguraba en un correo electrónico William Jackson, economista de Capital Markets desde Londres. Eso significa que el gobierno de Moscú podrá acudir al rescate de las empresas y los bancos rusos que en el próximo año tienen que refinanciar deuda por 75.000 millones de dólares. En todo caso, la medida amenaza con frenar la maltrecha economía rusa, que apenas creció un 0,9% en el primer trimestre.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50