Centroamérica pide a EEUU un enfoque humanitario en la crisis migratoria

Gobernantes exhortan a Washington a que garantice la “no separación de la familia”

Los presidentes Ricardo Martinelli, Panamá; Juan Orlando Hernández, Honduras; Salvador Sánchez Cerén, El Salvador; Dean Oliver Barrow, primer ministro de Belice; Danilo Medina, República Dominicana, Luis Guillermo Solís Rivera, Costa Rica; Otto Pérez Molina, Guatemala y Valdrack L. Jaentschke, vicecanciller de Nicaragua, posan en la fotografía oficial de la cumbre del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).
Los presidentes Ricardo Martinelli, Panamá; Juan Orlando Hernández, Honduras; Salvador Sánchez Cerén, El Salvador; Dean Oliver Barrow, primer ministro de Belice; Danilo Medina, República Dominicana, Luis Guillermo Solís Rivera, Costa Rica; Otto Pérez Molina, Guatemala y Valdrack L. Jaentschke, vicecanciller de Nicaragua, posan en la fotografía oficial de la cumbre del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).Orlando Barría (EFE)

Los gobernantes de Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá, República Dominicana y Belice lanzaron un clamor al Gobierno del presidente Barack Obama por la crisis migratoria en al frontera sur y abogaron para que la respuesta de Washington sea humanitaria. En las últimas semanas la llegada masiva de menores centroamericanos al país desbordó las capacidades de respuesta de Estados Unidos. 

Los mandatarios solicitaron a Obama que se garantice “el principio de interés del niño y no separación de la familia” y recordaron que los países de tránsito y de destino de los menores tienen responsabilidad compartida y deben concederles protección y defender sus derechos esenciales.

La petición está contenida en una declaración especial que los presidentes de Guatemala, Otto Pérez, de El Salvador, Salvador Sánchez, de Honduras, Juan Orlando Hernández, de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, de Panamá, Ricardo Martinelli, y de República Dominicana, Danilo Medina, y el primer ministro de Belice, Dean Barrow, suscribieron este viernes en el balneario dominicano de Punta Cana. Los siete se reunieron como integrantes del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), en una cumbre a la que no acudió el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega y a la que asistió el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza.

La migración masiva de guatemaltecos, hondureños y salvadoreños menores de edad no acompañados desató una crisis humanitaria en la frontera de México con su vecino del norte. Unas 47.000 personas han cruzado por vías ilegales en lo que va de 2014. y organizaciones de derechos humanos calculan que el número podría superar los 60.000 en diciembre.

En una reunión con Pérez, Sánchez, el segundo del Ejecutivo mexicano y un emisario de alto rango del Gobierno de Honduras el pasado 20 de junio en la capital guatemalteca, el vicepresidente estadounidense Joseph Biden canceló cualquier opción de favorecer a los menores con beneficios migratorios de Washington y alertó que la crisis proseguirá mientras persistan las condiciones sociales de “pobreza, inseguridad y ausencia de un Estado de Derecho”. Obama también alertó esta semana de que los menores serán devueltos y pidió a los centroamericanos evitar migrar por vías ilegales a Estados Unidos.

En la cumbre de Punta Cana, Hernández convocó a una conferencia internacional, que se realizará el 16 y 17 de julio, para enfrentar la crisis migratoria de los menores sin compañía y advirtió que “es urgente no solo para Centroamérica, sino para todo el mundo conocer qué está pasando”. Hay una “profunda preocupación” por los infantes y adolescentes que están migrando, añadió.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El presidente hondureño instó a Estados Unidos a que cada caso de los menores “sea tratado con individualidad”, ya que el fenómeno genera una “profunda vinculación humana” que demanda un “mensaje contundente” del liderazgo político de los gobiernos centroamericanos.

“Es ineludible la responsabilidad que debemos asumir con corresponsabilidad de los países de tránsito y de destino”, puntualizó, al recalcar la necesidad de que los derechos humanos de los menores centroamericanos migrantes sean respetados y garantizados.

Los presidentes Hernández, Pérez y Sánchez, integrantes del Triángulo Norte de Centroamérica, acordaron en la cita en República Dominicana “unificar las acciones en favor de los niños migrantes y presentar una propuesta en conjunto a los Estados Unidos que incluya entre otros aspectos el respeto a los derechos humanos de los menores”, informó el Gobierno de Guatemala.

En su calidad de gobernantes de los tres países emisores de la masiva migración de los menores sin compañía, los tres se reunieron por separado y acordaron que sus cancilleres país y los embajadores en Estados Unidos “unificarán acciones en la protección de los menores”.

“Tenemos un acuerdo y es unificar las acciones ante la Casa Blanca, en donde los tres cancilleres tendrán una reunión la próxima semana en Washington y en relación al tema de migrantes los tres mantendrán una postura”, explicó Pérez.

“Otro de los acuerdos es que en las áreas fronterizas los consulados de cada país puedan ver por las tres naciones. Hay lugares donde hay consulado de Guatemala y El Salvador pero no hay de Honduras, entonces vamos a unificar los esfuerzos para que cada consulado hable por los tres países y no aisladamente”, subrayó.

“Este tema no solo es de interés de los tres países centroamericanos, sino que es de interés mundial”, adujo, al anunciar que los tres cancilleres se reunirán con representes de México y de la Santa Sede para analizar la crisis y buscar soluciones al conflicto.

Autoridades migratorias centroamericanas han confirmado que la oleada migratoria de hondureños, guatemaltecos y salvadoreños menores de edad “no acompañados” habría sido estimulada porque los polleros o coyotes, que controlan las cadenas regionales de contrabando de seres humanos, propalaron el falso rumor de que Estados Unidos concedería una amnistía migratoria temporal que favorecerá a las personas que ya se encuentran en ese país, sin importar si ingresaron legal o ilegalmente, y necesitan normalizar su situación.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS