La junta militar tailandesa no convocará elecciones antes de un año

Los militares afirman que en octubre habrá un Gobierno interino

Un monje budista pasa delante de unos soldados tailandeses hacen guardia en los alrededores del monumento de la Victoria en Bangkok.
Un monje budista pasa delante de unos soldados tailandeses hacen guardia en los alrededores del monumento de la Victoria en Bangkok.DIEGO AZUBEL (EFE) (EFE)

El líder de la junta militar de Tailandia, el general Prayuth Chan Ocha, anunció este viernes que el proceso de reformas que ha emprendido durará al menos un año antes de que se celebren elecciones. Prayuth instó a todas las facciones políticas a cooperar para implementar esta "hoja de ruta". "Ya se ha gastado demasiado tiempo en el conflicto", dijo en un discurso televisado.

Las fuerzas armadas tailandesas están al frente del país desde el golpe de Estado del pasado 22 de mayo bajo el liderazgo de Prayuth, jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra. Desde esa fecha, la junta militar, que se ha bautizado como Consejo Nacional para el Mantenimiento de la Paz y el Orden, ha adoptado una serie de medidas de restricción de libertades fundamentales y ha arrestado a políticos y líderes de las manifestaciones contra el anterior Gobierno.

Prayuth defendió en su discurso el golpe de Estado y adelantó que no habrá elecciones antes del último trimestre de 2015. "Quizás antes o más tarde", señaló en un mensaje televisado a la nación.

Prayuth anunció que para octubre próximo habrá un Gobierno interino y que la celebración de las elecciones dependerá de cómo progrese su plan de reformas para sacar al país de la crisis política que arrastra desde hace años.

El militar pidió paciencia a la comunidad internacional, que ha condenado la asonada, mientras la junta reforma el sistema político y convoca elecciones. Prayuth defendió como necesarias las medidas adoptadas desde que asumió el poder -la censura, las detenciones, la prohibición de manifestaciones y el toque de queda-.

Más información
El Ejército da un golpe de Estado en Tailandia tras seis meses de crisis
Manifestaciones contra el golpe mientras la Junta extiende su control en Tailandia
EE UU condena el golpe de Estado en Tailandia y revisará su asistencia militar
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

También sostuvo que ninguna de las 270 personas llamadas a declarar por la junta militar ha permanecido más de siete días detenida y aseguró que no han sufrido torturas o intimidaciones. Según Prayuth, las detenciones tienen el objetivo de "calmar" a las personas implicadas en las manifestaciones de los pasados meses.

Sin embargo, las protestas continúan. Cientos de soldados y policías tailandeses volvieron este viernes a tomar el Monumento de la Victoria en Bangkok para frenar por segundo día consecutivo las manifestaciones contra la junta militar constituida tras el golpe. Los militares y agentes, pertrechados con material antidisturbios, bloquearon la entrada al monumento, que desde el pasado domingo se ha convertido en el lugar de reunión de los cientos de tailandeses que se han atrevido a desafiar la ley marcial.

Según Prayuth, los detenidos hasta el momento, una vez recobrada la libertad, quedan comprometidos a no hablar de política en público y a pedir permiso si quieren abandonar la ciudad donde están domiciliados. Si alguno de los arrestados tiene cuentas pendientes con la Justicia, es escoltado por soldados a los juzgados.

El jefe de la junta militar informó también de que aprobará el presupuesto de este ejercicio mientras que el siguiente lo hará el nuevo Gobierno. Los fondos para el funcionamiento de la Administración comenzarán a desembolsarse inmediatamente, dijo, y explicó que la junta revisará los proyectos grandes impulsados por el Ejecutivo depuesto al tiempo que garantizó los compromisos asumidos por Tailandia con el desarrollo de la red ferroviaria.

Según prometió Prayuth, Tailandia volverá a tener democracia. El país arrastra una grave crisis política desde el golpe militar que derrocó a Thaksin Shinawatra en 2006, que se ha traducido en multitudinarias manifestaciones contra el Gobierno de turno, como las que han ocupado las calles de Bangkok desde finales del año pasado, con 28 muertos y más de 800 heridos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS