Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Xiong Kunxin | Universidad de las Minorías Étnicas de Pekín

“Presidente Xi Jinping, ¿ahora, qué va a hacer?”

El profesor cree que los autores del atentado en Urumqi han querido desafiar al líder chino

El presidente chino, Xi Jinping, prometió el miércoles “tolerancia cero” con el terrorismo, el separatismo y el extremismo en la colaboración en temas de seguridad con los países asiáticos. Lo dijo en el marco de la IV Conferencia sobre Interacción y Desarrollo de la Confianza en Asia (CICA), un foro de seguridad y cooperación regional. Un día después, la violencia terrorista ha estallado de nuevo en Xinjiang, donde este jueves han muerto 31 personas y 94 han resultado heridas en un ataque con explosivos en un mercado callejero de la capital, Urumqi.

El momento no es casual, según, Xiong Kunxin, profesor de Teoría de Etnias en la Universidad de las Minorías Étnicas de Pekín. “El momento y el lugar elegidos para el atentado están relacionados con la reunión en Shanghái. Los terroristas quieren desafiar lo que el presidente Xi Jinping ha dicho sobre la ‘tolerancia cero’ y la lucha contra las tres fuerzas (terrorismo, separatismo y extremismo). Han querido decirle: ¿ahora, qué puede hacer?, ¿ahora, qué va a hacer?”

Xiong está convencido de que los autores del ataque “tienen conexiones con el terrorismo internacional” -la posición manifestada por el Gobierno de Pekín cada vez que se produce un atentado-, aunque algunos expertos extranjeros tienen dudas de que sea así. Afirma que eligieron un mercado callejero porque se trata de un sitio que no llama la atención, donde no hay medidas de seguridad como las que han sido implantadas en estaciones de tren. “Han buscado el punto débil. Imagino que los puntos débiles van a ser sus nuevos objetivos”.

Xiong asegura que para luchar contra esta violencia “el Gobierno debería animar y recompensar a la población para que informe sobre la posible existencia de terroristas”. “Esa gente está viviendo entre nosotros una vida normal”.

El atentado se ha producido también después de que el miércoles un tribunal de Xinjiang informara de que 39 personas han sido sentenciadas a penas que van hasta 15 años de cárcel por delitos como difundir documentos sonoros y vídeos “que propagan la violencia terrorista”. Según la agencia oficial Servicio de Noticias de China, varias de ellas “organizaron, dirigieron y participaron” en organizaciones terroristas. Los nombres de algunos de los condenados sugieren que pertenecen a la minoría étnica uigur. Las penas más altas –de 14 y 15 años- fueron dictadas contra dos acusados de fomentar “la guerra santa”.

Más información