Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
W. KRETSCHMANN | Primer ministro de Baden-Wurtemberg

“La gran coalición nunca es buena para una democracia”

El dirigente alemán afirma que les preocupa que en las Europeas ganen los partidos xenófobos

El primer ministro de Baden-Wurtemberg, Winfried Kretschmann, en mayo en Karlsruhe. Ampliar foto
El primer ministro de Baden-Wurtemberg, Winfried Kretschmann, en mayo en Karlsruhe. AP

En su visita a España de la próxima semana, el primer ministro de Baden-Wurtemberg, Winfried Kretschmann, podrá alardear de unos datos que cualquier país envidiaría: una tasa de paro del 4%, y del 2,7% entre los jóvenes. Kretschmann, el primer ecologista que gobierna un land alemán y destacado representante del sector conservador de Los Verdes, explicará en Madrid y Barcelona el secreto del éxito de su rico Estado del sur de Alemania: el sistema de formación dual. El pasado lunes, lo hacía desde una sede de su Gobierno en Stuttgart.

Pregunta. Las fuerzas populistas o de extrema derecha tienen buenas perspectivas en las elecciones europeas. Pero no tanto en su país. ¿Es Alemania también en esto una excepción?

Respuesta. Nos preocupaba el posible éxito de partidos que trabajan con el resentimiento hacia los inmigrantes en toda Europa, también en Alemania. Nosotros, al contrario, apostamos por más Europa. Baden-Wurtemberg es una región exportadora que se beneficia de Europa. La crisis no es razón para alejarse de Europa, sino al contrario, para fortalecerla. Si los europeístas siguen confiando en la idea de Europa, populistas y extremistas no tendrán un gran impacto. La crisis de Ucrania ha demostrado la importancia de una Europa fuerte.

P. El Gobierno de gran coalición deja poco margen para la oposición. ¿Está el debate político adormecido en Alemania?

R. Los democristianos y socialdemócratas tienen una mayoría abrumadora en el Parlamento. Eso nunca es bueno para una democracia. La oposición tiene problemas para hacerse notar. Mi mayor preocupación es el enorme paquete [para favorecer] la jubilación anticipada, que cuesta 10.000 millones de euros al año. Los fondos adicionales para el cuidado infantil, la educación, la investigación y la ciencia son solo de 2.000 millones. Es un regalo popular para los jubilados, pero debemos invertir en formación, en el futuro, no en el pasado.

P. Con su llegada a la jefatura de Gobierno de Baden-Wurtemberg se habló de que Los Verdes podían convertirse en un partido mayoritario, pero desde entonces solo han perdido votos. ¿Qué han hecho mal?

R. El debate sobre el aumento de los impuestos antes de las elecciones no nos ayudó. Muchos ciudadanos tuvieron la impresión de que queríamos exigir demasiado. El resultado fue un chasco electoral. Pero en Baden-Wurtemberg estamos muy bien situados. El debate ecológico ha calado en la sociedad. Se ha demostrado que las medidas para ahorrar energía no solo son vitales para el planeta, sino que proporcionan beneficios económicos. Se trata de reconciliar la ecología y la economía.

P. ¿Qué desafíos le quedan?

R. Mejorar aún más la calidad de la educación. Hemos experimentado un descenso espectacular de estudiantes y debemos ir a un sistema de apoyo más individual. Y fortalecer la participación ciudadana y reducir las barreras a la democracia directa. En España, disminuye la confianza de los ciudadanos hacia la clase política. No podemos ir hacia una política de la polarización, sino del compromiso. El presidente Rajoy ha polarizado a la sociedad en muchos temas y muy polémicos, como el aborto.

P. Usted gobierna con los socialdemócratas, pero en otros Estados Los Verdes están con los democristianos. ¿Pueden funcionar como partido bisagra?

R. Los partidos democráticos deben ser capaces de trabajar juntos. Es un error anticipar antes de las elecciones qué coaliciones de Gobierno se van a llevar a cabo. Hay que encontrar soluciones pragmáticas, no ideológicas.

P. ¿Qué mensaje quiere llevar a España?

Queremos profundizar nuestra cooperación con España en movilidad laboral y formación”

R. El primer punto será el desempleo juvenil y la formación dual. Uno de los motivos por los que España tiene una tasa tan alta es la poca relevancia de la formación profesional. En Baden-Wurtemberg tenemos un sistema que todo el mundo envidia con el que los jóvenes se forman al tiempo que trabajan en una empresa. Queremos profundizar nuestra cooperación con España en movilidad laboral y formación.

P. El Gobierno alemán aprobó el año pasado un programa para ofrecer formación profesional a los jóvenes desempleados de Europa, pero ahora lo ha cancelado por falta de fondos. ¿No es una oportunidad perdida para mostrar su compromiso con los países más afectados por la crisis?

R. En Baden-Wurtemberg seguimos ofreciendo formación a jóvenes españoles con la que pueden encontar un empleo. Al mismo tiempo, luchamos contra la falta de trabajadores cualificados, como informáticos, ingenieros o enfermeros. Es una cooperación beneficiosa para los dos países. También firmaré un acuerdo de movilidad laboral con el presidente catalán, Artur Mas.

P. ¿Hablarán del referéndum sobre la autodeterminación?

R. Soy un firme defensor del federalismo, pero no puedo decir nada porque se trata de un asunto interno español.

Más información