Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asaltan a tiros el parlamento libio en plena elección del nuevo presidente

Suspendida la sesión al irrumpir dos milicianos armados para reclamar dinero y provocar varios heridos

Uno de los vehículos militares dañados por la explosión de un coche bomba frente a un cuartel en Bengazi. Ampliar foto
Uno de los vehículos militares dañados por la explosión de un coche bomba frente a un cuartel en Bengazi. REUTERS

El caos diario de violencia descontrolada en Libia parece no tener fin. Dos milicianos han irrumpido este martes a tiros en el Parlamento (Consejo General Nacional), han provocado el pánico, la huida a la carrera de los diputados del pleno, algunos heridos y el final de la sesión en la que se estaba intentando elegir al nuevo primer ministro del país, el que debía ser el tercero en apenas 20 días. Distintas agencias informan de que el tiroteo comenzó a las puertas de la sede de la asamblea legislativa, entre los agentes de seguridad que vigilaban el edificio y los asaltantes que reclamaban el pago de sus salarios, justo cuando comenzaba la sesión de la tarde en la que se debía elegir al presidente del Gobierno entre los dos candidatos que habían superado la criba de la mañana.

El tiroteo en el Parlamento llegó en otro día plagado de violencia y creciente sensación de falta de seguridad en Libia, donde sigue sin estar claro tres años después de la caída de Muamar el Gadafi cuál es la autoridad del Gobierno, quién manda en distintas regiones del país o qué reparto real de funciones tienen las fuerzas de seguridad o el Ejército.

Por la mañana, dos soldados murieron y otros quedaron gravemente heridos tras la explosión de un coche bomba suicida frente al cuartel de la Brigada 21, en la carretera que lleva al aeropuerto de la ciudad de Bengazi, en el este del país, una de las zonas más tomadas por los rebeldes del grupo Ansar al-Sharia que se hicieron fuertes el pasado verano en los puertos de Es Sider reclamando más autonomía y mayores ingresos de los beneficios diezmados de los pozos petrolíferos. El comandante del puesto, Salem Al-Naili, contó a Reuters que un hombre dentro de un autobús blanco se paró ante la puerta de entrada al campamento de estas fuerzas especiales y se voló a sí mismo y al vehículo tras reclamar infructuosamente a los guardas que le dejaran entrar en la base. En diciembre pasado ya se produjo otro ataque suicida similar, que mató entonces a 13 personas.

Un portavoz de los diputados indicó que los legisladores salieron huyendo a la carrera del edificio

Un portavoz de los diputados reunidos hoy martes para elegir nuevo primer ministro, Omar Hmeidan, ha contado a Reuters que los insurgentes que entraron a tiros en el Parlamento habían herido a varias personas (no se precisó la cifra). También indicó que los legisladores salieron huyendo a la carrera del edificio.

El Parlamento estaba reunido para decidir el primer ministro del país tras comenzar por la mañana las deliberaciones entre siete candidatos posibles. Solo pasaron el corte dos: Admad Matiq, un economista formado en el Reino Unido y auspiciado por un grupo independiente; y Omar al Hasi, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad libia de Bengasi, respaldado por el bloque islamista Al Wafa, informa Efe. Ambos cosecharon 67 y 34 votos. Para vencer y ser proclamados debían congregar en la sesión de la tarde 120 votos de los 200 diputados disponibles.

La situación política en Libia es tan inestable como el panorama de inseguridad, el mercadeo de todo tipo de armas ilegales o la precaria capacidad para producir petróleo, el antiguo maná, ahora cada vez más de capa caída. El pasado 11 de marzo fue removido de su cargo de primer ministro Ali Zidán, tras aprobarse una moción de censura rápidamente en el Parlamento al constatarse su falta de capacidad para mantener el bloqueo que había ordenado a las fuerzas armadas en el Golfo de Es Sider contra la actuación de los rebeldes que habían permitido la carga ilegal del petrolero pirata Morning Glory. Le sustituyó el 13 de marzo de manera interina Abdala al Zani pero a los pocos días presentó su dimisión tras sufrir su familia serias amenazas y hasta un ataque, del que salieron ilesos. Al Zani anunció que se marchaba para evitar el enfrentamiento entre libios y por el bien de la nación.