Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los remedios para combatir el declive de Los Ángeles decepcionan

Las voces críticas con el informe 'A Time for action' afirman que solo aporta "medidas vagas" para afrontar los problemas

Un vagabundo busca comida en un contenedor de basura en Los Ángeles
Un vagabundo busca comida en un contenedor de basura en Los Ángeles AP

La segunda parte del informe A Time for Truth (La hora de la verdad), elaborado por Los Ángeles 2020 Comission, ya ha salido a la luz. Se titula A Time for action (Un tiempo para actuar) y contiene una lista de medidas que pretenden dar una respuesta a los problemas de la ciudad.

"Los Ángeles apenas se mueve, cuando el resto del mundo marcha hacia delante. Estamos fallando en adaptarnos a las realidades del siglo XXI y nos estamos convirtiendo en una ciudad en declive", criticaba la primera parte del informe publicado a principios de este año, apuntando la pobreza, el tráfico y la crisis de liderazgo entre los más graves problemas de la ciudad.

En el catálogo de lacras incluía también el desempleo y subempleo, la quiebra del sistema educativo, el déficit crónico de las finanzas municipales y el enorme peso de tener que afrontar las abultadas pensiones de los trabajadores públicos.

Elaborado por una comisión independiente formada por 13 ciudadanos del ámbito de la abogacía, los sindicatos y el desarrollo urbano y presidida por el ex Secretario de Comercio, Mickey Kantor, A Time for Truth pintaba una imagen devastadora de Los Ángeles. Y levantaba ampollas en los foros sociales, dada la imagen tan negativa que el informe presentaba ante los ojos del mundo de una ciudad que está acostumbrada a proyectarse en términos positivos.

Había expectación por conocer la segunda parte del informe, A Time for action, pero lo cierto es que su publicación ha decepcionado, ya que según muchas voces críticas "sólo presenta una lista de medidas vagas y sin concretar sobre qué hacer para recuperar el esplendor perdido de Los Ángeles".

Por ejemplo, en torno a cómo afrontar el coste de las pensiones de los trabajadores públicos, lo que constituye el principal peso para las finanzas de la ciudad, la comisión responsable del informe recomienda crear otra comisión de expertos en el tema.

El concejal Paul Krekorian, que encabeza el comité para la elaboración del presupuesto municipal, critica la vaguedad del documento en lo relativo a las finanzas, manifestando que “le hubiera gustado conocer las medidas concretas para llevar a la práctica en el tiempo que la comisión prometía, sin quedar relegadas a futuras comisiones”.

“Los angelinos decimos en privado lo que nos encanta de la ciudad y sin embargo la criticamos en público”, se queja el alcalde Eric Garcetti en una entrevista. “Me gustaría invertir los términos. Creo que es mucho mejor ser optimistas que ir derramando pesimismo por las esquinas”, señala.

Críticas aparte, entre las soluciones que apunta A Time for action están: Celebrar las elecciones municipales en primavera en lugar de noviembre; unir el puerto de Los Ángeles con el de Long Beach y lograr así un clima de cooperación entre ambos en lugar de la extrema rivalidad en la que compiten; crear una oficina independiente que evalúe con transparencia y fiabilidad el presupuesto municipal, así como otra para el Departamento de Agua y Energía.

Otra de las sugerencias es elevar la paga mínima de los trabajadores en el condado de Los Ángeles de 8 dólares la hora a 10, un asunto que se está reivindicando en toda la nación, y redoblar los esfuerzos para promover el turismo regional.

“Hay que hacer lo que esté en nuestra mano para que Los Ángeles no se quede rezagada y dé un paso adelante en la vanguardia del momento que estamos viviendo”, dice la comisión.