Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Habiba Sarabi | Candidata a vicepresidenta

“Los afganos han entendido que las mujeres son parte de la sociedad”

La política más relevante del país es una hazara que fue médico y ha trabajado en la reconstrucción

La candidata a vicepresidenta Habiba Sarabi en un acto en Kabul.
La candidata a vicepresidenta Habiba Sarabi en un acto en Kabul. AFP

Habiba Sarabi (Mazar-i-Sharif, 1956) es la política más relevante de Afganistán. Perteneciente a la minoría hazara, esta médico hematóloga ha trabajado en la reconstrucción de su país desde el derrocamiento de los talibanes. Antes de unirse a la candidatura a la presidencia de Zalmay Rassoul, fue durante ocho años gobernadora provincial de Bamiyán. Con anterioridad, había sido ministra de Asuntos de la Mujer y titular de Educación y Cultura.

Pregunta. ¿Cuál es la diferencia entre su candidatura y el resto?

Respuesta. Incluye a una mujer, no tenemos a ningún señor de la guerra y ninguno de los tres [integrantes de la candidatura] somos corruptos.

P. ¿Qué ofrece a las mujeres?

R. Quiero trabajar en la legislación, porque las leyes promueven el cambio para la vida de las mujeres. También quiero formar un grupo de presión para que respalde en el Parlamento las iniciativas de empoderamiento económico de las mujeres. Además, establecer un comité que asesore [en asuntos de la mujer] a la presidencia y la vicepresidencia.

P. ¿Apoya las conversaciones de paz con los talibanes?

R. Sin conversaciones no hay posibilidad de paz. Tenemos que hablar. Pero si no logramos éxito con la negociación, habrá que tomar otras decisiones.

P. ¿No teme que esa paz se logre a expensas de los derechos de la mujer?

R. En la Constitución, los derechos de la mujer están claros. No es una moneda de cambio. Tenemos que salvaguardarlos.

P. ¿Está la sociedad afgana preparada para la igualdad entre hombres y mujeres?

R. Sin duda, he viajado de Kandahar a Helmand, Jalalabad, Kunduz, Baghlan y otras zonas. Ayer estuve en Mazar-i-Sharif. Y no he encontrado ninguna reacción negativa al respecto. Lo que significa que en estos 12 años, los afganos, y en especial los hombres, han entendido que las mujeres son parte de la sociedad.