Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La derecha de El Salvador pide conteo voto por voto

Arena afirma que la victoria por la mínima del FMLN es un "fraude". Observadores externos califican los comicios de "ejemplares"

Simpatizantes de la ARENA piden voto por voto
Simpatizantes de la ARENA piden voto por voto AFP

El Salvador sigue crispado políticamente desde el domingo. Dos días después de las elecciones presidenciales no ha sido proclamado el candidato vencedor, mientras el Tribunal Supremo Electoral ha instalado las más de 20 mesas que se encargarán de hacer el escrutinio final de los comicios del pasado domingo, los cuales se consideran los más reñidos que hayan tenido lugar en esta nación centroamericana.

El pasado domingo, más de 2,9 millones de salvadoreños votaron en la segunda ronda presidencial –en la primera vuelta del 2 de febrero pasado, ninguno de los cinco candidatos logró más de la mitad de los votos- por los candidatos Salvador Sánchez Cerén, del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y por su opositor de derechas, Norman Quijano, de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). En el recuento preliminar del TSE el FMLN le sacó una ventaja de apenas 6.634 votos a ARENA.

La estrechez del resultado mantiene a este pequeño y convulsionado país en un clima de polarización. Este martes centenares de simpatizantes de ARENA se concentraron en los alrededores de las oficinas del Tribunal Electoral, ubicadas en el Hotel Crow Plaza, para reclamar que se realice un conteo de "voto por voto" de los comicios, lo cual no es posible debido a que la ley no lo contempla.

Aunque en dicho escrutinio participan miembros de ARENA, fiscales y procuradores que garantizan el resultado, el máximo líder del partido derechista, Jorge Velado, lo catalogó como “una payasada”, porque no se permite el recuento voto por voto. En tanto, Roberto Ávila, fundador de ARENA, afirmó que durante las últimas horas han recogido 55.000 firmas de ciudadanos que han solicitado "un recuento voto por voto de todas las urnas, porque ha habido mucha irregularidad y sospechamos que nos han cometido fraude".

"Voto por Voto, Acta por Acta, Justicia"; "No al fraude", dicen los carteles que enarbolan los airados manifestantes de ARENA, a quienes les impiden el paso hacia el interior del tribunal unidades de la policía antimotines. Los manifestantes corean su himno, que en una de sus partes dice: "Patria sí, Comunismo no... El Salvador será la tumba donde los rojos terminarán". También en masa rezan la oración del Padre Nuestro y entonan el himno nacional.

En la otra cara de la moneda, una movilización de simpatizantes de FMLN se concentró en las afueras de la Fiscalía General de la República, en apoyo a las autoridades del Tribunal Electoral, así como exigiendo respeto a los resultados preliminares en los que el candidato de izquierda, Salvador Sánchez Cerén, se perfila como el triunfador de los comicios.

Por otra parte, el secretario general del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Medardo González, acusó a ARENA de incitar a la sedición por sus reclamos de un fraude en las elecciones presidenciales del pasado 9 de marzo en El Salvador. Medardo González agregó en un programa de televisión que el candidato de ARENA, Norman Quijano, llamó el domingo pasado “a la sedición, cuando advirtió que las fuerzas armadas están pendientes de que no se cometa fraude electoral”, además de desconocer al TSE y declarar a su partido en “pie de guerra”.

Los reclamos de fraude por parte de ARENA, han sido rechazados por los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (UNIORE). Ambos entes llamaron a esperar los resultados del escrutinio final del TSE y calificaron la organización electoral como “ejemplar”. Igualmente los ex magistrados del Tribunal Electoral, Juan José Martell y Félix Ulloa, aseguraron que “no existe ninguna posibilidad de fraude electoral en El Salvador. El resultado es estrecho, pero las votaciones han sido libres y legítimas. Hay que esperar el escrutinio final”.

Por su parte, Eugenio Chicas, presidente del Tribunal Electoral, afirmó que “el resultado de las elecciones no se dirime en manifestaciones ni en declaraciones públicas. Existen las actas que son las que se verificarán y según la ley vigente, éstas son las que dirán lo que expresaron los votantes y eso lo respetaremos en este escrutinio final que ya ha comenzado”. Chicas no confirmó cuándo terminaría el proceso, pero otros personeros del ente oficial han asegurado que el conteo podría terminar el miércoles.