Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Movilización en California contra el ‘fracking’

Los críticos con esta técnica de extracción de gas y petróleo están convocados a una gran marcha el día 15 en Sacramento

Una coalición formada por más de 60 grupos implicados en la defensa del medio ambiente, la salud y la biodiversidad del planeta están llevando a cabo una campaña de concienciación social entre los californianos para que se movilicen en contra del fracking, una práctica que consiste en fracturar las rocas para extraer gas y petróleo. El método para conseguirlo se basa en inyectar a alta presión bajo tierra una mezcla de millones de litros de agua, arena y productos químicos.

Según esta coalición, “el fracking amenaza la salud y el medio ambiente de los californianos, contaminando el aire, el agua, los cultivos y la salud de las personas”. Tia Lebherz, miembro de la organización Food &ater Wach, lleva varios meses recorriendo el Estado Dorado de norte a sur para explicar mediante reuniones con grupos locales los riesgos que entraña esta práctica y las razones por la que los ciudadanos se deben movilizar para detenerla.

Lebherz acaba de estar en Monterey para exponer detalladamente lo que está en juego y conseguir el máximo número de simpatizantes aúnen fuerzas y asistan el 15 de marzo a la manifestación que tendrá lugar en Sacramento en contra del fracking, con cientos de autobuses que se fletarán hasta la capital del Estado procedentes de Los Ángeles, San Francisco, San Diego y otros muchos lugares de California.

Sus palabras son rotundas: “Tenemos que presionar a Brown para que dicte una moratoria. De lo contrario, el Estado Dorado va a sufrir las consecuencias de una práctica muy peligrosa que, además en el caso de California, comporta un gran riesgo al ser una zona sísmica”.

Lebherz explica que “cada vez se están introduciendo técnicas más agresivas para extraer petróleo y gas de las rocas, utilizando sustancias químicas que pueden contaminar el agua que bebemos y también los alimentos que nos comemos. Nos cuentan que es una cuestión de obtener energía, pero se trata más que nada de beneficios sin reparar en los graves riesgos que entraña para los humanos y para el planeta ”.

Según el Center for Biological Diversity, uno de los grupos de la coalición en contra del fracking, “está práctica está experimentando un boom en California y ahora mismo hay diez condados en los que se está llevando a cabo: Los Ángeles, Monterey, Sacramento, Santa Barbara, Colusa, Glenn, Kern, Sutter, Kings y Ventura”.

La razón que esgrimen es que “ el encarecimiento de los precios del petróleo está generando un enorme interés en explotar los recursos de gas y petróleo en California. Se estima que la formación geológica bajo San Joaquín Valley y Los Ángeles puede contener una cifra aproximada de 13’7 billones de barriles de petróleo procedente de las rocas”.

La coalición de los más de 60 grupos que se oponen al fracking detalla en su página web, dontfrackcalifornia.org, cómo el agua, el aire y los alimentos se van a ver contaminados por el uso de “peligrosos sustancias químicas tóxicas para el medio ambiente y la salud”. En el caso del agua, apuntan, “se suma el hecho de que el Estado no puede desperdiciar ingentes cantidades de agua en medio de una sequía como la actual para hacer fracking”.

Dado que “esta práctica esta muy poco regulada a nivel federal”, señala la organización, “les compete a los Estados hacerlo”. En septiembre del 2013 el Gobernador Jerry Brown firmó una ley al respecto, pero los grupos de defensa medioambiental objetan que , “no entrará en vigor hasta el 2015 y es muy light, sin garantizar ninguna protección de la salud pública ni del medio ambiente”.

“Ban Fracking now” ("prohibid el fracking ahora") es el lema que el próximo 15 de marzo se va a corear en Sacramento, y los organizadores esperan que el coro sea multitudinario.