Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Egipto inicia el juicio a varios periodistas de Al Yazira acusados de “terrorismo”

La cadena catarí sostiene que solo nueve de ellos son empleados suyos y califica los cargos de “falsos y sin base alguna”.

Tanques y soldados egipcios en el exterior de la prisión de Tora, en El Cairo, donde ha comenzado el juicio a periodistas de Al Yazira. Ampliar foto
Tanques y soldados egipcios en el exterior de la prisión de Tora, en El Cairo, donde ha comenzado el juicio a periodistas de Al Yazira. REUTERS

Un tribunal de El Cairo inició este jueves un juicio contra una veintena de periodistas procesados por graves cargos relacionados con actividades terroristas. De todos ellos, solo ocho comparecieron ante la corte pues el resto se encuentra fuera de Egipto, y son juzgados en rebeldía. En la primera sesión, los acusados presentes en sala, entre ellos Peter Greste, un reportero de nacionalidad australiana, negaron todas las acusaciones y denunciaron torturas y malos tratos. El juicio, que ha suscitado un gran interés mediático tanto dentro como fuera del país, fue aplazado hasta el 5 de marzo.

Los 16 periodistas de nacionalidad egipcia han sido acusados de pertenecer a los Hermanos Musulmanes, el principal movimiento político del país y que fue oficialmente designado “organización terrorista” a finales de diciembre. Los cuatro extranjeros —además de Greste, hay dos de nacionalidad británica y una holandesa— han sido procesados por asistir a sus compañeros egipcios con “dinero, información y material” en la actividad de difundir noticials falsas al mundo “para alterar el orden público”, de acuerdo con los intereses de la Hermandad. Esta es la primera vez que en Egipto se juzga a reporteros por cargos relacionados con el terrorismo.

El juicio se enmarca en la batalla que libran las nuevas autoridades egipcias con la emisora de televisión catarí Al Yazira, a la que atribuyen un sesgo favorable a la cofradía islamista. A pesar de que la fiscalía asegura que todos los acusados trabajan para esta cadena, Al Yazira sostiene que solo nueve de ellos son realmente empleados suyos, y ha calificado los cargos de “falsos y sin base alguna”. Las organizaciones de derechos civiles han denunciado el proceso como un intento de intimidar a los medios de comunicación independientes. Según el Comité para la Protección de los Periodistas, una decena de reporteros se actualmente encuentran entre rejas en Egipto, al que sitúa entre los cinco países más peligrosos para ejercer el periodismo.

En la vista de ayer, Greste, un ex corresponsal de la BBC que ha recibido varios galardones por su trabajo, dijo encontrarse bien, pero que las “condiciones psicológicas son insoportables”. Su compañero, Mohamed Fahmy, que se rompió el hombro poco antes del arresto, denunció no haber recibido la visita de un especialista ni tampoco los calmantes que solicitó tras 50 días en prisión. Otros acusados, dijeron haber padecido graves torturas, entre ellas, descargas eléctricas. La presencia en la sala de varios familiares de los acusados dio pie a escenas emotivas. Por ejemplo, Fahmy, que posee también posee la nacionalidad canadiense, le prometió a su novia que pronto podrían casarse.