Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU y Libia destruyen el arsenal de armas químicas de Gadafi

Los dos países comenzaron a eliminar las últimas dos toneladas de gas mostaza el pasado noviembre, según el 'New York Times'

El primer ministro libio Ali Zidan durante una rueda de prensa en Trípoli. Ampliar foto
El primer ministro libio Ali Zidan durante una rueda de prensa en Trípoli. EFE

Mientras el esfuerzo internacional por destruir las armas químicas del régimen sirio se retrasa, otro arsenal ha sido eliminado en secreto entre Estado Unidos y el gobierno de Libia: el del exdictador del país africano, Muamar el Gadafi, según el periódico estadounidense The New York Times. La última destrucción de artillería química —aproximadamente dos toneladas métricas de gas mostaza— fue el pasado 26 de enero.

Según el diario, Estados Unidos y Libia han estado destruyendo durante los últimos tres meses las  remesas restantes de armamento letal químico del régimen de Gadafi. El material para la eliminación que ambas potencias han utilizado ha consistido en un horno transportable de alta tecnología. Podrían haber destruido cientos de bombas de artilleria armadas con gas mostaza, unas dos toneladas en total. El Ejército estadounidense había avisado de que esa cantidad de armamento podría caer en manos de los terroristas. "Esta es la culminación de uno de los mayores esfuerzos internacionales para eliminar armas de destrucción masiva de Libia y garantizar así que nunca más vuelvan a caer en manos de grupos terroristas", declaró Andrew C. Weber, asistente del secretario de defensa para las armas nucleares, químicas y biológicas.

Desde el pasado noviembre, agentes libios han estado entrenando en campos alemanes para llevar a cabo esta misión de eliminación del arsenal químico que se ha producido un lugar remoto del desierto de Libia, a 400 kilómetros al sureste de Trípoli, capital del país. Se trata de una localización, según The New York Times, donde grupos islamistas cercanos a Al Qaeda estaban tomando fuerza y ganando influencia sobre la población.

Esta destrucción de armamento químico ha supuesto un punto de luz en un país donde los secuestros y asesinatos por parte de la policía y de los militares amenazan con convertirse en una práctica habitual. "Se trara de un gran avance", comentó Paul F. Walker, un experto en control de armas del grupo medioambiental Green Corss International que ha apoyado en la eliminación del arsenal químico de Rusia y de Estados Unidos desde los años noventa. "Aunque el arsenal de Libia era relativamente pequeño, su destrucción ha sido bastante difícil debido a causas meteorológicas, a la geografía y a la peligrosidad que supone su situación en zonas de guerras tribales", comentó este experto.

La eliminación del arsenal de Gadafi cierra el capítulo que comenzó el coronel libio en 2004. En ese momento, el régimen de Gadafi declaró 24,7 toneladas métricas de gas mostaza (utilizado ya en la Primera Guerra Mundial). En 2011, espías occidentales vigilaron y supervisaron la destrucción de ese arsenal que tuvo lugar en un punto secreto del desierto libio para que no cayeran en manos de grupos terroristas.

Las dos últimas toneladas de armamento libio que se han destruído era una cantidad minúscula al lado de las aproximadamente 1.300 toneladas de armas químicas que ha declarado el régimen sirio. Los expertos, sin embargo, han visto el transporte y el modo de destrucción en Libia, como un ejemplo a seguir para la destrucción del arsenal de Bachar El Asad, que se ha retrasado más de lo previsto. El pasado domingo, la Casa Blanca aseguró que el arsenal sirio será destruído a pesar de las dilaciones del proceso.

Más información