Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobernador de Michigan plantea crear visados para atraer inmigrantes a Detroit

La economía de la ciudad, víctima de la mayor bancarrota del país, podría beneficiarse de la llegada de nuevos ciudadanos

El gobernador de Michigan, Rick Snyder, durante un discurso reciente.
El gobernador de Michigan, Rick Snyder, durante un discurso reciente. REUTERS

El gobernador de Michigan presentó este jueves un plan para solicitar al gobierno de Obama la concesión de 50.000 visados especiales para atraer a nuevos trabajadores a la ciudad de Detroit. La localidad, afectada por la mayor bancarrota de la historia del país y cuya población ha descendido dramáticamente en la última década, puede ver impulsada su economía gracias a la inmigración.

“Hoy es el día para hablar del futuro de Detroit”, declaró el gobernador Rick Snyder durante el anuncio de su proyecto. “Se trata de crear empleo y una oportunidad excelente para demostrar lo innovadores que podemos llegar a ser y lo abiertos que estamos al resto del mundo”.

El plan de Snyder consiste en destinar 50.000 visados especiales, entregados habitualmente por las autoridades federales de inmigración, para profesionales extranjeros que se comprometan a vivir y trabajar en Detroit durante un período de cinco años. El gobernador, como ha reiterado el presidente Obama en numerosas ocasiones, ha defendido que estas medidas del ámbito de la inmigración pueden tener consecuencias positivas en las arcas de la ciudad.

“Esta es una manera excelente de reactivar nuestra economía para continuar con la recuperación que ya está activa en Detroit”, declaró el gobernador. Snyder defendió que esta estrategia evitaría la necesidad de recurrir a un rescate de las cuentas del Estado y beneficiaría a una ciudad que ha perdido el 25% de su población en la última década. “Se trata de trabajar con las normativas de inmigración y las limitaciones de los visados. ¿Por qué no iba a ser bueno?”.

La Casa Blanca no se ha manifestado aún con respecto a la propuesta pero sí aseguró en un comunicado que “los inmigrantes emprendedores siempre han hecho contribuciones extraordinarias al crecimiento y competitividad” de la economía estadounidense, a través “de la creación de empleo y nuevas empresas en todo el país”.

“El presidente Obama se ha comprometido a honrar el legado de la innovación y la competitividad en nuestra nación mediante la atracción de los mejores y más brillantes estudiantes y empresarios del mundo”, afirma el comunicado. En el caso de Detroit, miles de profesionales del ámbito de la industria automovilística, la tecnología y la salud -desde inmigrantes con residencia legal a extranjeros que viven aún fuera de EE UU- podrían contribuir a reflotar una de las economías más importantes del país.

Según la Casa Blanca, los beneficios de reformar el sistema de inmigración, con medidas similares a las que plantea Snyder, son “obvios”. Citando al informe más reciente de la Oficina de Presupuesto, la Administración Obama reitera que la reforma reduciría el déficit en 850.000 millones de dólares en las próximas dos décadas, mientras que la economía crecería 1,4 billones de dólares en el mismo período, con un crecimiento del 5.4% del PIB hasta 2033.

El gobernador de Michigan es el último en anunciar su intención de modificar algunas regulaciones migratorias en su Estado ante la falta de iniciativa en el Congreso. Snyder, como ya lo hizo antes Obama, ha argumentado que EE UU no se puede permitir invertir en la educación de miles de profesionales extranjeros para pedirles después que abandonen el país nada más obtener su titulación.