Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El papa Francisco es elegido “persona del año” por la revista ‘Time’

La revista destaca que el pontífice está llamado a "transformar" la Iglesia

El argentino se impone a Edward Snowden, Bachar el Asad, Barack Obama o Miley Cyrus

El papa saluda a los fieles en la Plaza de San Pedro.
El papa saluda a los fieles en la Plaza de San Pedro. EFE

Bajo el lema, El Papa del pueblo, la revista Time ha designado a Francisco como la “persona del año”. La publicación ha destaco el rol del nuevo pontífice en el cambio de la percepción de la Iglesia católica entre sus fieles y quienes no siguen su credo. El argentino se ha impuesto en la lista de los 10 candidatos finales a Edward Snowden, el responsable de las filtraciones de los programas de espionaje del Gobierno de Estados Unidos, al presidente sirio Bachar el Asad, o a la activista Edith Windsor, cuya lucha logró que el Tribunal Supremo de EE UU garantizara la equiparación de derechos a los matrimonios homosexuales. En la clasificación también se encontraban el presidente Barack Obama, su homólogo iraní, Hasan Rohaní, el senador republicano y favorito del Tea Party, Ted Cruz, o la cantante Miley Cyrus, todos seleccionados por su influencia y presencia en los medios de comunicación a lo largo de 2013.

“Lo que hace a este Papa tan importante es la rapidez con la que ha capturado la esperanza de los millones de personas que habían abandonado toda esperanza en la Iglesia”, explican en el reportaje sobre la figura de Francisco de Time, Howard Chua-Eoan y Elisabeth Dias. “En cuestión de meses, Francisco ha elevado la misión alentadora de la Iglesia -como servidora y confortadora de los necesitados- por encima de la doctrina, tan importante para sus predecesores, Juan Pablo II y Benedicto XVI”.

Los redactores jefe de la publicación son los encargados de realizar la selección de los 10 finalistas, y el orden que ocupan en esa clasificación, a partir de la votación de los lectores -el personaje más aclamado fue el general egipcio y actual ministro de Defensa interino, Abdel Fatá al Sisi, el promotor del derrocamiento del presidente Mohamed Morsi, que ni siquiera ha sido considerado en el grupo de cabeza-. La dirección se ha decantado por Francisco, el primer Papa no europeo en 1.200 años, por el cambio de tono y su comprensión, por encima de la condena, hacia asuntos como la homosexualidad, la presencia de la mujer en la Iglesia, el problema de la pederastia y la reforma del equipo financiero, en particular, y de la cúpula del Vaticano, en general.

“En menos de un año, ha hecho algo notable: no ha cambiado las palabras pero ha cambiado la música. El tono y el temperamento pesan en una iglesia construida sobre la sustancia de los símbolos”, señala en el editorial Nancy Gibbs, la directora de Time. “Francisco se ha puesto en el centro mismo de las principales conversaciones de nuestra época: riqueza y pobreza, imparcialidad y justicia, transparencia, modernidad, globalización, el rol de la mujer, la naturaleza del matrimonio, las tentaciones del poder”, sostiene Gibbs para explicar la elección del Papa como persona del año.

Francisco es el tercer pontífice, tras Juan Pablo II, en 1994, y Juan XXIII, en 1962, que se erige como "persona del año", desde que la revista inició esta nominación, en 1927. El Vaticano ha reaccionado a la designación asegurando que su dirigente no busca la "fama o recibir honores”. Su portavoz, Federico Lombardi, ha reconocido este miércoles al programa Today, de la cadena NBC, que “si la elección de ‘persona del año’ ayuda a extender el mensaje de que Dios nos ama a todos y cada uno de nosotros, seguro que él está contento con el reconocimiento”.

No todos han reaccionado con satisfacción ante esta elección. Wikileaks, que ha asumido la defensa y asesoramiento de Snowden, desde que éste reveló su identidad, tras sustraer y comenzar a filtrar centenares de documentos sobre las cuestionables prácticas de espionaje de la Administración estadounidense, ha criticado la “cobardía” de la publicación por haber escogido al Papa por encima del exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional, a través de su cuenta de Twitter. Glenn Greenwald, que se ha autoerigido en portavoz de Snowden, ha retuiteado el artículo de Time referido a su protegido en el que se que destaca cómo “su apuesta demostró ser mucho más fructífera de que él mismo podría haber esperado”.