Los obstáculos que todavía separan a la canciller de los socialdemócratas

El SPD insiste en legalizar la doble nacionalidad, la igualdad de uniones homsexuales y limitar la edad de jubilación

Las prolijas negociaciones de coalición entre los democristianos (CDU/CSU) de la canciller Angela Merkel y el Partido Socialdemócrata de Alemania deben concluir en las próximas dos semanas. Dejarán vía libre a la reelección de Merkel como canciller una sesión en la Cámara baja (Bundestag) prevista para el 17 de diciembre. Entre los acuerdos que se han ido filtrando a la prensa cabe destacar la continuidad en el rechazo a la emisión de deuda conjunta en Europa (los llamados eurobonos) y un vago compromiso para que la Unión Europea impulse el crecimiento e intensifique su lucha contra el paro juvenil. En lo doméstico, los partidos se aspiran a reducir el endeudamiento público alemán del 81% al 70% del Producto Interior Bruto hasta 2017. En 2024, será del 60% del PIB. Además, Alemania quiere dejar de tomar prestado a partir de 2015.

El principio de acuerdo para introducir un salario mínimo interprofesional facilitará el pacto entre las fracciones, pero todavía quedan obstáculos mayores en el camino de Merkel a su segunda reelección.

Pensiones: El SPD acepta la propuesta democristiana para mejorar las pensiones de las madres anteriores a 1992. No hay acuerdo sobre cómo financiar la medida. La CDU rechaza limitar la jubilación a los 67.

Cuota femenina: Los partidos han acordado introducir una cuota femenina del 30% en los Consejos de Vigilancia de las empresas alemanas a partir de 2016. Hace dos años, estos órganos de supervisión empresarial contaban en Alemania con una media de alrededor del 17% de mujeres. La medida no afecta a los consejos de administración de las empresas, que es donde se toman las decisiones ejecutivas.

Doble nacionalidad: El SPD insiste en legalizar la doble nacionalidad. Hoy, los hijos de inmigrantes de nacionalidad extranjera nacidos en Alemania tienen que elegir su nacionalidad antes de cumplir los 23 años. Si quieren ser alemanes, deben renunciar al pasaporte de sus padres.

Matrimonio homosexual: Merkel rechazó en campaña la equiparación entre el matrimonio tradicional y las uniones civiles entre personas del mismo sexo. El SPD insiste en la igualdad total de ambas uniones, incluído el derecho a adoptar niños. A la espera de una sentencia del Tribunal Constitucional al respecto, es probable que el SPD ceda en las negociaciones.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Techo a los alquileres: Acordado. Los Estados federados podrán limitar la subida de los alquileres por plazos de cinco años en regiones o barrios determinados. Además, los partidos quieren obligar a los propietarios de las viviendas a asumir los gastos de mediación si contratan una empresa inmobiliaria.

Infraestructuras: Los partidos quieren ampliar las redes de telecomunicaciones de banda ancha, que llegará también a las regiones rurales. Además, quieren limitar la subida de la electricidad, limitar las subvenciones a las energías alternativas y recortar las rebajas de las que disfruta la industria. La CSU bávara insiste en introducir peajes en las autopistas para vehículos extranjeros. El SPD lo rechaza.

Educación: Democristianos y socialdemócratas han acordado aumentar “sensiblemente” la partida de créditos de bajo costo a los estudiantes universitarios.

Dependencia: Los asalariados podrán tomarse 10 días libres al año si tienen que cuidar de un familiar enfermos. No repercutirá en el sueldo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS