Los nueve candidatos presidenciales

Los chilenos tendrán casi una decena de opciones para elegir quién será su próximo presidente en la cita del 17 de noviembre

Los candidatos durante un debate televisivo.
Los candidatos durante un debate televisivo.A. MARINKOVIC (EFE)

Nueve nombres. Nueve opciones para que los chilenos elijan. Uno de ellos será el próximo presidente del país tras las elecciones presidenciales que celebran su primera vuelta el próximo domingo de 17 de noviembre. Desde una expresidenta a un ecologista, de aspirantes ya veteranos a otros que se estrenan, estos son los nueve candidatos de las presidenciales chilenas.

Michelle Bachelet

La expresidenta (2006-2010) de 63 años es la gran favorita para ganar las elecciones del 17 de noviembre próximo. Según la última encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), un 47% de los entrevistados dijo que votará por ella, mientras que un 78% cree que será la próxima presidenta. La médico socialista compite con el inédito apoyo del Partido Comunista, el que podría volver al gobierno luego de 40 años alejado de La Moneda.

Hija de un general de la Fuerza Área y exiliada en Alemania entre 1975 y 1979, Bachelet –quien hasta marzo pasado se desempeñó como directora ejecutiva de ONU Mujeres– ha centrado sus propuestas en tres ejes: nueva Constitución, reforma tributaria y educación como “derecho social”; demanda impuestas por el movimiento estudiantil que estalló en 2011.

“Voy a trabajar para conducir el próximo gobierno: el primer gobierno de una nueva mayoría política y social que nos permita enfrentar la desigualdad y construir un Chile más inclusivo”, dijo en el discurso en el que aceptó su postulación, a fines de marzo pasado. En materias valóricas, en su programa destacan la despenalización del aborto en caso de violación, peligro de la vida de la madre o inviabilidad del feto, y convocar a un debate para discutir sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Marcel Claude

“Activista político ecologista y por la justicia social” según su propio sitio web de campaña, Marcel Claude (56 años) es economista de la Universidad de Chile, la más importante del país. Exfuncionario del Banco Central de Chile, en 1997 creó la Fundación Terram con el fin de realizar estudios y promover el desarrollo sustentable. A la cabeza de la organización Claude ganó notoriedad pública a nivel nacional.

Con un 3% de intención de voto según la encuesta CEP, Claude ha centrado sus esfuerzos de campaña en los estudiantes universitarios y, lejos de pasar a una segunda vuelta, disputa votos con Enríquez-Ominami.

En su programa destacan las propuestas de terminar con el lucro en la educación, la que pretende sea de calidad, gratuita y laica. En lo económico, busca aumentar el impuesto a las empresas y establecer el pago de un royalty por la explotación de recursos naturales. A favor de una nueva Constitución por medio de una asamblea constituyente, Claude es partidario de despenalizar el aborto, del matrimonio homosexual y de la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

Marco Enríquez-Ominami

De pasado cineasta, Enríquez-Ominami (40 años) militó en el Partido Socialista hasta 2009, cuando renunció a la colectividad para competir como independiente en las elecciones presidenciales pasadas. Con el 20% de los votos entonces obtuvo el tercer lugar y al año siguiente fundó el Partido Progresista (PRO), el mismo que hoy lo respalda en su candidatura.

Hijo del secretario general del Movimiento de Izquierda Revolucionaria –quien murió a causa de un tiroteo a comienzos de la dictadura de Augusto Pinochet–, Enríquez-Ominami vivió su infancia en París y regreso a Chile a fines de la década del 80 para terminar su estudios secundarios.

Cuarto en las encuestas, con un 7% de intención de voto según el estudio del CEP, está lejos de alcanzar su 20% de 2009 y peleará con Franco Parisi para obtener el tercer lugar de los comicios. El exsocialista propone que parejas del mismo sexo puedan casarse y adoptar, mientras que, en materia educacional, postula que el control de los colegios públicos esté en manos del Estado y no, como hoy, de las municipalidades. El programa de Enríquez-Ominami contempla la disminución del gasto militar y subir los impuestos a la minería privada.

Ricardo Israel

Abogado con una larga carrera académica, Ricardo Israel (63 años) es más conocido por su trabajo como comentarista político e internacional en radio y televisión, faceta en la que destacó en la década del 90. Su carrera política comenzó en 2008 cuando obtuvo el 10% de los votos en la elección de alcalde de la comuna de Santiago y se ratificó en julio pasado cuando –de manera sorpresiva– fue nominado como candidato presidencial del Partido Regionalista de los Independientes (PRI).

Sin figuración en las encuestas, Israel espera obtener la mayor parte de sus votos fuera de Santiago gracias a sus propuestas marcadas por la descentralización del país. En esa línea, propone plebiscitos regionales y locales, y que las empresas paguen sus impuestos en el lugar donde realizan sus faenas. Con la consigna “educación pública y de calidad”, propone una educación superior gratuita para el 70% de los estudiantes.

Tomás Jocelyn-Holt

Exmilitante de la Democracia Cristiana, Tomás Jocelyn-Holt (50 años) fue diputado por ese partido entre 1994 y 2002. Luego de una dura derrota electoral en 2009, cuando postuló como candidato a senador por la Región de la Araucanía –zona ubicada 900 kilómetros al sur de Santiago y escenario del conflicto mapuche–, ahora compite como independiente y disputa los últimos lugares de las encuestas con Israel, Miranda y Sfeir.

Jocelyn-Holt propone educación gratis para el 80% de los jóvenes y terminar con el vínculo entre municipios y los colegios. En materia legal, plantea una nueva Constitución, además de modificar el sistema judicial y el electoral. Partidario del aborto en casos de violación, peligro de vida de la madre o inviabilidad del feto, propone catalogar a la marihuana como droga blanda –hoy se encuentra en la lista de las duras– y despenalizar su cultivo domiciliario para uso consumo personal.

Evelyn Matthei

Hija de un general de la Fuerza Aérea, quien formó parte de la junta militar que gobernó con Pinochet, Evelyn Matthei (59 años) es economista y cuenta con una trayectoria política que data de 1990, año del retorno de la democracia al país. Entonces asumió como diputada de Renovación Nacional, el partido del presidente Sebastián Piñera. Sin embargo, a raíz de un escándalo de escuchas telefónicas ilegales –en el que el actual mandatario fue víctima– Matthei se alejó de RN y, poco a poco, comenzó a acercarse a sus socios de la coalición: la conservadora Unión Demócrata Independiente.

Senadora desde 1997, en 2009 fue convocada por Piñera para ser ministra del Trabajo, cargo en el cual comenzó a subir en las encuestas. Sin embargo, no fue hasta la renuncia de Pablo Longueira –quien adujo una depresión clínica– que Matthei entró a la carrera por La Moneda. Hoy marca 14% de intención de votos según el CEP y, lejos de Bachelet, durante las últimas semanas su campaña se ha caracterizado por las descalificaciones mutuas con Parisi, su más cercano perseguidor.

Sin alterar el modelo actual de financiamiento escolar, la candidata propone aumentar el número de becas para la educación superior y mantener la actual Constitución de 1980. Descartando la posibilidad de discutir sobre el matrimonio entre personas de un mismo sexo, Matthei ha dicho que no legislará sobre el aborto, práctica que en Chile está prohibida –bajo cualquier circunstancia– desde los últimos meses de la dictadura militar.

Roxana Miranda

Autoproclamada “la candidata del pueblo”, Roxana Miranda (46 años) es candidata presidencial del Partido Igualdad y aspira a no salir última en los comicios. Madre de cuatro hijos, es oriunda de San Bernardo –un barrio de clase media-baja en el sector sur de Santiago–, donde comenzó su activismo social como dirigente estudiantil y, más tarde, como líder de la Asociación de Deudores Habitacionales. Al frente de este grupo ganó notoriedad pública y en 2009 se presentó como candidata a diputada en las elecciones parlamentarias por un distrito del sur de la capital chilena, resultando séptima con solo 2,85% de los votos.

Aún sin un programa, Miranda propone una educación “pública, gratuita y de calidad”, y el fin de las subvenciones estatales a los establecimientos privados. A favor de una nueva Constitución, plantea una asamblea constituyente como mecanismo y un nuevo sistema electoral. Con énfasis en los sectores más pobres de la población, Miranda propone un sueldo mínimo de 350.000 pesos (700 dólares) y, en el plano valórico, ha dicho estar a favor del aborto y del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Franco Parisi

Ingeniero comercial de la Universidad de Chile, Franco Parisi (46 años) figura en la esfera pública chilena desde que, hace un par de años, comenzó a aparecer en televisión junto a su hermano comentando sobre finanzas personales y economía en general. Autodefinido ideológicamente como “socioliberal”, hoy marcha tercero en las encuestas, muy cerca de Matthei, con quien –disputando el electorado de derecha– se ha enfrascado en disputas por la prensa durante el último mes.

Parisi se presenta como profesor porque hizo clases en la Escuela de Negocios de la Universidad de Chile. Además, es parte de una sociedad que administró un grupo de colegios, situación por la cual hoy enfrenta una demanda pues adeudaría dineros que corresponden a las pensiones de los funcionarios. Apelando constantemente a la posibilidad de “soñar” de los chilenos, Parisi ha dicho frases como “ojalá si un profesor quiere comprarse un [automóvil] Porsche, lo pueda hacer”.

El candidato independiente propone educación gratuita en las universidades públicas y que exista al menos una de estas en las 15 regiones del país. Promotor de una nueva Constitución por medio de una asamblea constituyente, ha dicho estar a favor de despenalizar el aborto en casos de violación, riesgo de vida de la madre e inviabilidad del feto.

Alfredo Sfeir

“Economista chileno, líder de opinión y espiritual”, así se presenta Alfredo Sfeir (66 años) en su sitio web oficial de campaña. El candidato del Partido Ecologista Verde hoy disputa los últimos puestos de la elección e, incluso, no figura en algunas encuestas. Economista de la Universidad de Chile, trabajó durante más de dos décadas para el Banco Mundial mientras en paralelo desarrollaba una faceta ligada a la espiritualidad que hoy cruza sus propuestas.

Así, además de educación pública y gratuita, Sfeir propone que las universidades públicas enseñen “técnicas contemplativas y del desarrollo del ser”. A favor del matrimonio entre homosexuales y del aborto terapéutico, propone una nueva Constitución que se incline por el bienestar espiritual de los chilenos. Con un marcado énfasis ecologista, el economista plantea dar espacio para el desarrollo espiritual de los trabajadores y “establecer una política nacional de ecología y medioambiente”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS