Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro diputadas turcas asisten por primera vez al Parlamento con velo

El uso del símbolo islámico por las funcionarias públicas ha estado prohibido 90 años

El reciente fin de la prohibición para las funcionarias turcas de trabajar llevando el velo islámico ha tenido este jueves su episodio más llamativo en el Parlamento. Por primera vez en la historia de esta Cámara, cuatro diputadas del gobernante Partido para la Justicia y el Desarrollo (AKP, en turco) asistieron a una sesión parlamentaria ataviadas con el velo.

La sesión, sin embargo, no pudo finalizar. La vicepresidenta del Parlamento, que estaba al cargo de la sesión, convocó un receso después de que el principal partido en la oposición, el Partido Republicano Popular (CHP, en turco), solicitara realizar un debate sobre esta cuestión. Como parte del llamado paquete democrático introducido a finales de septiembre, el Gobierno del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, anuló el 8 de octubre la norma que impedía a las empleadas públicas turcas acudir a sus lugares de trabajo con el velo. El reglamento interno del Parlamento no habla expresamente del velo, pero dice que las mujeres deben llevar traje de chaqueta y hay quien interpreta esta norma como una prohibición implícita del velo.

Las diputadas del AKP habían anunciado su intención de acudir al Parlamento con velo y el CHP, que defiende radicalmente los valores seculares sobre los que se fundó la actual República Turca, había declarado que “no caería en la trampa” y que no “reaccionaría con desmesura”. “El único objetivo (del AKP) es crear la percepción de que son víctimas con este asunto del pañuelo para luego usarla en su beneficio”, dijo el miércoles en rueda de prensa Muharrem Ince, vicepresidente del grupo parlamentario del CHP. “Erdogan querría decir, ‘nuestras hermanas con velo han sido maltratadas’. Pero no le vamos a permitir que explote esta cuestión”.

Ince sostiene que la decisión de las cuatro mujeres está solo “motivada políticamente” de cara a las próximas elecciones, las locales, previstas para marzo de 2014. “Llevar el velo islámico es uno de los requisitos de nuestra religión, pero la ignorancia es algo terrible y hay gente que es tan ignorante que no entiende esto”, respondió Erdogan.

Las cuatro diputadas que ayer asistieron a la sesión parlamentaria con velo, Nurcan Dalbudak, Gulay Samanci, Gonul Bekin Sahkulubey y Sevde Beyazit Kacar, han conseguido lo que no pudo hacer en 1999 otra mujer. Entonces, Merve Safa Kavakci acudió con el velo a jurar su cargo de diputada electa pero fue expulsada del Parlamento y luego se le retiró la ciudadanía turca, cuando se descubrió que había conseguido la doble nacionalidad estadounidense y turca sin haber informado a las autoridades.

En 1999, una diputada acudió a jurar su cargo con velo y fue expulsada

Su caso se usó en el cierre de su Partido de la Virtud, un predecesor del actual AKP, por el Tribunal Constitucional turco en 2001 y en una prohibición de cinco años sin participar en actividades políticas para Kavakci y otros diputados de su partido. En 2007, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos juzgó que Turquía había violado los derechos de Kavakci y sus compañeros.

La prohibición para que las funcionarias turcas trabajaran con velo fue introducida originalmente en 1925 por el fundador de la República como un Estado secular, Mustafá Kemal Ataturk. Una gran parte de la población turca, casi en su totalidad musulmana, percibía esta norma como simple discriminación y poner fin a esta prohibición era un objetivo del partido de Erdogan.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >