Finaliza la huelga y los trenes circulan de nuevo en la Bahía de San Francisco

Los trabajadores y la empresa han llegado a un acuerdo que pone fin a la huelga de cuatro días que ha colapsado la capital

El tráfico en la bahía de San Francisco.
El tráfico en la bahía de San Francisco. Jusrtin Sullivan / AFP

Los 400.000 pasajeros que a diario utilizan los servicios de transporte del BART que surcan San Francisco y la Bahía ya pueden respirar tranquilos, tras haber llegado a un acuerdo, a última hora de la noche del lunes, los sindicatos y la empresa.

La pesadilla ha acabado para los 4,3 millones de habitantes que residen en esta área, además de los muchos turistas que a diario visitan San Francisco. Todos de una manera u otra se han visto afectados por las vías colapsadas de acceso a la ciudad y los atascos en la capital.

Los términos detallados del acuerdo todavía no se han hecho públicos, a la espera de que los sindicatos los den primero a conocer a los trabajadores. Si bien, tal y como expresaban ambas partes, lo importante es que el servicio de trenes se reanuda, con retrasos de 30 y hasta 45 minutos a lo largo de parte del día hasta que el sistema opere con normalidad.

“La oferta es más de lo que queríamos conceder, pero marca un nuevo rumbo en términos de nuestro compromiso con los trabajadores”, manifestaba Grace Crunican, directora general del BART. También Antonette Bryant, presidente del sindicato Amalgameted Transit Union Local 1555, que representa a 2400 operadores de trenes, agentes de estación y mecánicos, anunciaba el acuerdo, incidiendo en que “no quiero que se olvide que hemos perdido dos vidas”.

La tragedia que el sábado segó las vidas de dos trabajadores del BART, Christopher Sheppard, de 58 años, y Laurence Daniels, de 66, mientras inspeccionaban una sección de la vía entre Walnut Creek y Pleasant Hill para repararla, ha estado presente en las negociaciones, mientras continua la investigación que el Nacional Transportation Safety Board está llevando a cabo en torno al siniestro.

Ha transcendido el dato de que el tren que arrolló a ambos trabajadores lo estaba maniobrando un operador en prácticas, según ha manifestado Jim Southworth, el director de la investigación. En el momento que tuvo lugar el accidente, en la tarde del sábado, había seis personas a bordo del tren, que circulaba a entre 90 y 100 kilómetros por hora.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

La empresa había comunicado que entrenaría a personal para operar los trenes y mantenerlos en funcionamiento durante la huelga. Por su parte los sindicatos habían avisado del peligro que entrañaba operar estos trenes con conductores inexpertos.

Los resultados de la investigación del accidente no se conocerán hasta dentro de varios meses e incluso podrían prolongarse por espacio de un año.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50