Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presunta asesina de choferes en Juárez reaparece y dice temer por su vida

El analista Sergio González Rodríguez critica que “la mala actuación del Gobierno frente a la violencia contra mujeres en Chihuahua” no sea el foco de la noticia

Retrato robot de la supuesta asesina 'Diana la cazadora'.rn
Retrato robot de la supuesta asesina 'Diana la cazadora'.

La presunta autora del asesinato de dos conductores de autobús en Ciudad Juárez la pasada semana ha vuelto a dar señales de vida. Esta vez, la mujer que se hace llamar Diana la cazadora de choferes y que justifica su acción como venganza por las violaciones ocurridas en los autobuses públicos, ha enviado un correo electrónico al director de noticas de Grupo Radio Net, una emisora cercana a la frontera con EE UU, Ricardo Chávez Carbajal. “Tengo la sensación de que desde hace un par de días me han estado siguiendo, por lo que temo por mi vida, otra cosa importante es se ha dicho que tengo un facebook [fue abierta una página a su nombre en la red social] y eso no es cierto", escribe.

El escueto comunicado llega después de que la fiscalía del Estado haya difundido este martes un retrato de la supuesta homicida. Desde hace días la procuraduría de Chihuahua mantiene abiertas varias líneas de investigación en relación con los asesinatos de los dos conductores, que murieron tiroteados mientras se desplazaban en sendas unidades por la ruta A-4, que conecta los barrios periféricos de Juárez con el centro. En ambos casos, una mujer que los testigos describieron como de entre 35 y 40 años, rubia y vestida de negro, se subió al autobús tras solicitar la parada y disparó al conductor nada más entrar. Ninguno de los dos fallecidos -José Roberto Flores Carreras y Fredy Zárate Morales- tenía antecedentes, ha confirmado el portavoz de la fiscalía, Carlos González.

“Mis compañeras y yo sufrimos en silencio pero ya no podemos callar más, fuimos víctimas de violencia sexual por choferes que cubrían el turno de noche de las maquilas aquí en Juárez y aunque mucha gente sabe lo que sufrimos nadie nos defiende ni hacen nada por protegernos”, escribía la supuesta autora a la redacción del diario digital La Polaka hace una semana.

Carlos González afirma que en lo que va de año tan solo ha habido cuatro denuncias por violación en Ciudad Juárez “ninguna que implique a trabajadores del transporte público ni a mujeres de la maquila”.

Por su parte, Sergio González Rodríguez, autor de Huesos del desierto, una investigación que aborda, entre otros temas, los feminicidios en Ciudad Juárez, considera que más que darle resonancia a esta supuesta asesina el foco debería estar en “denunciar la pésima actuación del Gobierno local frente a la violencia contra las mujeres”. Para él, la situación ha empeorado en los últimos años: “Sobre todo, porque la trama institucional y empresarial que la sostiene persiste bajo el mismo modelo desigual, de escasas perspectivas de mejoría en la calidad de vida de las personas. Los programas federales, estatales y locales de impacto social que diversos Gobiernos han implantados para atender problemas urgentes han tenido logros escasos”, valora mediante correo electrónico.

La tasa de homicidios contra mujeres se disparó en la entidad en 2008 como resultado de la guerra contra el narcotráfico impulsada por Felipe Calderón. Entre 1993 y 2007 una mujer era asesinada cada 12-14 días. En 2010, el año con las peores cifras, hubo un feminicidio cada 20 horas. Entre marzo de 2012 y el mismo mes de 2013 la Fiscalía del Estado da cuenta de 73 mujeres asesinadas.

Para Sergio González lo más grave es la “generalizada impunidad” de los delitos. “El Gobierno de Chihuahua, desde veinte años atrás, se ha especializado en inventar acusaciones e historias inverosímiles con el fin de desviar la atención sobre su trabajo ineficiente y corrupto”. El Ejecutivo “maquinó la inculpación de personas sin prueba alguna, como en el caso de Abdel Latif Sharif Sharif, o la supuesta banda de Los Choferes. Alguna mala película de Hollywood recogió años atrás la versión del chofer-asesino de mujeres, tópico que ahora reaparece invertido en el caso de la vengadora”, asegura González.

El también consejero editorial y columnista del diario Reforma recuerda que los medios de comunicación deben cuestionar a las autoridades, especialmente “donde la oligarquía local ha patrocinado la idea de que el feminicidio es un "mito", que nunca existió nada semejante en Ciudad Juárez”. González Rodríguez concluye su escrito diciendo: “Quien niega el exterminio, es parte del exterminio. La violencia contra niñas, menores y mujeres en Ciudad Juárez es una forma de exterminio”.