Al menos 75 personas mueren en un terremoto en el oeste de China

El temblor se ha producido a las 7.45 de la mañana en la provincia de Gansu, en una región con una gran concentración de granjas

Foto: reuters_live | Vídeo: Reuters-live

Al menos 75 personas han muerto, 412 han resultado heridas y más de 1.200 viviendas han quedado destruidas en un terremoto registrado esta mañana a poca profundidad -lo que lo hace potencialmente más destructivo- en la provincia de Gansu, en el oeste de China, según ha informado el Gobierno local. El temblor se ha producido a las 7.45 poner (seis horas menos en la España peninsular) cerca de la ciudad de Dingxi, en una región que tiene una gran concentración de granjas y una población de unos 2,7 millones de almas, aunque Gansu es una de las provincias menos pobladas de China.

“Más de 21.000 edificios han resultado gravemente dañados y más de 1.200 se han desplomado”, ha asegurado un funcionario del departamento sismológico provincial, informa France Presse.

Según el servicio sismológico chino, el seísmo ha tenido una magnitud de 6,6 en la escala Richter, con el epicentro a 20 kilómetros de profundidad, y se ha visto seguido por otro de magnitud 5,6 a las 9.12. El Servicio de Estudios Geológicos de Estados Unidos (USGS, en sus siglas en inglés) afirma que la magnitud de los temblores ha sido de 5,9, con el epicentro a tan solo 9,8 kilómetros de la superficie, y 5,6. Las mediciones iniciales de los terremotos pueden variar bastante, en particular cuando se utilizan equipos diferentes.

Las imágenes de la televisión china han mostrado aldeas con cascotes en las calles. Se han producido cortes de electricidad y de las comunicaciones. Algunos vecinos aseguran que el primer terremoto duró alrededor de un minuto. Fue sentido en la capital provincial, Lanzhou –unos 175 kilómetros al noroeste-, e incluso en Xian –capital de la provincia vecina de Shaanxi-, unos 400 kilómetros al este. Soldados, policías y equipos de rescate, con tiendas y mantas, han sido enviados a la zona.

“Podías ver las lámparas bambolearse y las ventanas vibrar y hacer ruido; pero no hay grietas en las paredes. Los vendedores de las tiendas salieron a la calle cuando comenzaron las sacudidas”, ha afirmado Bao, una recepcionista de un hotel situado a unos 40 kilómetros del epicentro, a la agencia Associated Press.

En abril pasado, un terremoto de magnitud 6,6 mató a 164 personas e hirió a más de 6.700 en la provincia vecina de Sichuan. En 2008, 90.000 personas murieron o desaparecieron en un sismo devastador de magnitud 7,9 en la misma provincia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS