Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de ‘dreamers’ piden al Congreso una“¡reforma migratoria real!”

Los asistentes reclaman la ciudadanía sin bloqueos para los 11 millones de personas que están en posición de conseguirla

Cientos de 'dreamers' piden al Congreso una“¡reforma migratoria real!"
Cientos de 'dreamers' piden al Congreso una“¡reforma migratoria real!"

“Mis padres me trajeron a Estados Unidos en 1998 cuando tenía cinco años, y estuvieron años trabajando duro hasta que deportaron a mi papá y las cosas se complicaron. Vivo con mi mamá y dos hermanos y dos hermanas. Ella trabaja limpiando casas. Mi mamá no tiene papeles”, dice con emoción a la puerta del Capitolio, Néstor Ruiz, de 20 años. “Le quiero decir a los congresistas que ya estamos listos, listos para ser ciudadanos, y no vamos a aceptar más que la ciudadanía. Es muy importante para nosotros. Hemos conducido 14 horas desde Florida para estar aquí este día. Un día que va a cambiar la historia”.

Como Ruiz, todo los que se han manifestado hoy a las puertas del Congreso “son estadounidenses, se sienten estadounidenses, pero no todos tienen los papeles”. Y así lo han querido representar esta mañana centenares de dreamers a las puertas del Capitolio, en un día fundamental, en el que el caucus republicano de la Cámara de Representantes se reúne para debatir sobre la reforma migratoria. El mensaje era claro: “Queremos una reforma con una intención real de dar la ciudadanía y parar el alto control y militarización de la frontera”.

Como si de una ceremonia de ciudadanía se tratara, “los asistentes, muchos de ellos hispanos, han coreado el himno nacional, cantando por Rosa Velázquez una dreamer de Arkansas; han jurado a la bandera, y han obtenido su certificado de ciudadano, por lo que todos han tenido su naturalización. Lo queríamos hacer exactamente igual a la que se hace en la Casa Blanca”, explicaba Evelyn Rivera, portavoz de la organización United We Dream Network (UWD), junto a la puerta del Senado estadounidense. “Hemos intentado plasmar y copiar una ceremonia de verdad, con dreamers militares, estudiantes, científicos, trabajadores. Ha sido muy emotivo”, continúa su portavoz.

“Presidente de la Cámara, Boehner, y miembros del Congreso, mirar a vuestro alrededor. Esta es la cara de América, de nuestra casa, y nuestra comunidad no respalda una legislación fragmentada que deje en situación de desamparo a los 11 millones de nuestros hermanos que están en posición de conseguir la ciudadanía”, ha dicho Lorella Praeli, directora de la organización United We Dream Network (UWD), durante la ceremonia.

Los 'dreamers' acompañados del congresista Joe García en el Capitolio.
Los 'dreamers' acompañados del congresista Joe García en el Capitolio.

Entre las reclamaciones no ha faltado el derecho a la ciudadanía de los homosexuales: “Hoy es obligatorio no olvidar dar voz a las comunidades de inmigrantes gais, lesbianas, bisexuales y transexuales. Vamos a seguir luchando por el amor, por la justicia y conseguiremos la ciudadanía para todos los millones de indocumentados en EE UU”. “Tampoco se pueden olvidar de los dreamers originales, aquellos que llegaron al país para que sus hijos tuvieran un futuro mejor”, ha proseguido. Padres, hijos y dreamers que también han recordado que “hay que traer a todos aquellos que fueron deportados”.

Tras la ceremonia, unas 500 personas procedentes de varias regiones de EE UU se han puesto unas camisetas azules que reclamaban los documentos para “todos los inmigrantes”. “Al igual que hizo el Senado hace unos días, el Congreso tienen que acelerar el proceso. Ya somos ciudadanos, nuestros padres llegaron aquí. Tenemos los valores americanos, ya somos parte de su cultura”, decía tajante Frida Ulloa, una joven estudiante que vive en Florida.

A primera hora de la tarde, el congresista Joe García se ha acercado a los manifestantes para contarles cómo ha ido la reunión del caucus con Obama, “toda esta gente se quiere informar”. “El problema es que la reforma planteada por el Senado es muy estricta”, le interpela Ulloa a García. “El punto es que nosotros estamos comprometidos. No estarlo significaría no tener ley. No aceptar lo del Senado. Entiendo las estrictas normas de la frontera; la cantidad de agentes que custodian el paso, pero tenemos que tener la esperanza. Obama nos ha dicho durante la reunión que es fundamental conseguir más apoyo de los republicanos en la cámara”, explicaba el Congresista ante la multitud. “Boehner ya ha dicho que no votará la ley bipartidista, ¿que van hacer ustedes, los demócratas, para convencerles?, le preguntó con preocupación Ulloa. “Trabajar y trabajar”, ha finalizado García.

“Toda esta reforma va a más allá de los dreamers. Son prácticamente ciudadanos de hecho, aunque no nacieron en este país. Hay mucha separación ahora mismo entre los dreamers y sus padres. Porque para ellos, los dreamers son los buenos y los padres son los malos. Los dreamers tienen los valores que tienen porque sus padres se los ensañaron y dejaron muchas cosas para que tus hijos persiguieran lo que ellos no pudieron tener”, continúa Ulloa. Después de Washington, ahora lo que toca es volver a sus comunidades -en su caso Miami- y poder debatir allí y visitar a sus legisladores y llevar la voz de la comunidad a todas partes, han indicado.

“A pesar de lo que comenta mi compañera, yo este año tengo una buena sensación, la de que algo bueno nos va a ocurrir a todos, pero tiene que ser por la vía de conseguir la ciudadanía sin ningún tipo de bloqueo. Conseguir una ciudadanía sencilla, sin costes, y que permita que las familias de los que fueron deportados se reúnan”, termina con esperanza Ruiz.

Además de la manifestación de los dreamers ha habido otra protesta alrededor del Congreso de EE UU en la ha solicitado también "la acción inmediata de los legisladores".