Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU ofrece garantías de que el espionaje no perjudica a los europeos

El presidente de EE UU explica en Berlín que se trata de un programa muy reducido, circunscrito a movimientos terroristas

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de EE UU, Barack Obama el miércoles en Berlin.
La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de EE UU, Barack Obama el miércoles en Berlin. REUTERS

Barack Obama ha ofrecido este miércoles garantías a Angela Merkel, y, a través de ella, a Europa y al resto del mundo, de que el programa de vigilancia de Estados Unidos en Internet no viola la privacidad de los ciudadanos de ningún país, sino que está limitado exclusivamente al control de las actividades terroristas.

“Se trata de un programa muy reducido, circunscrito únicamente a perseguir los movimientos terroristas y las pistas de armas de destrucción masiva”, ha declarado el presidente norteamericano en Berlín en una conferencia de prensa junto a la canciller alemana, pocas horas antes de su discurso ante la Puerta de Brandenburgo.

“No estamos mirando los correos electrónicos de nadie en Alemania, en Francia o en cualquier otro sitio, no estamos entrando en Internet y revisando lo que nos da la gana”, ha asegurado Obama, quien defendió esta actividad de vigilancia como “un arma que ha ayudado a salvar vidas”, no solo en EE UU, sino también en otros países.

Merkel ha reconocido que el conocimiento de los programas de vigilancia de EE UU había despertado “preocupación” entre la población por el alcance y el grado de observación a que pueden estar sometidos de parte de EE UU. La canciller alemana ha señalado que el asunto había sido abordado en su conversación con el presidente y que éste le había dado más detalles sobre la actividad de espionaje.

Merkel ha añadido que Alemania valora mucho su colaboración con EE UU para aumentar la seguridad y recordó que las autoridades norteamericanas habían facilitado en ocasiones a su país información muy valiosa para la seguridad de sus propios ciudadanos.

Tanto Merkel como Obama coincidieron en que es necesario buscar un equilibrio entre la seguridad y la privacidad que tenga en cuenta la obligada protección de las personas con las demandas de las sociedades libres. La jefa del Gobierno alemán explicó que, en el mundo actual, va a ser necesario que los países discutan reglas sobre la actividad en Internet, “un espacio de nuevas posibilidades, pero también de nuevos riesgos”.

Las revelaciones hechas por Edward Snowden sobre programas secretos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) han tenido un fuerte impacto en Alemania, un país especialmente exigente con el derecho a la privacidad, y han contribuido a deteriorar la imagen de Obama entre la población.

Intentando aplacar las inquietudes sobre ese asunto y otros que han enturbiado su presidencia, Obama ha manifestado que está dispuesto, en la medida en que existan suficientes garantías de seguridad, a tratar de hacer público lo más que se pueda de esos programas secretos. Recordó, igualmente, que sigue intentando el cierre de la prisión de Guantánamo y que redoblará sus esfuerzos para conseguirlo en los años que le quedan en la Casa Blanca.

Obama y Merkel hablaron también de la situación económica en Europa y de los caminos para remontar la crisis. Merkel sostuvo que su propósito al defender la consolidación fiscal es el de hacer a Europa más competitiva, “porque Alemania será más competitiva si toda Europa es más competitiva”. Obama, que ha aplicado en su país una política diferente -estímulo económico a través de mayor gasto público-, dijo que “no existe una fórmula perfecta” para salir de la crisis, pero que era necesario “enfocarse en el crecimiento, sin olvidar la consolidación fiscal”.

Más información