Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última superviviente del desplome de Bangladesh recibe el alta

Reshma, que estuvo 17 bajo los escombros, cambiará su trabajo de costurera por uno en un hotel

Reshma Begum, con el uniforme de su nuevo trabajo este jueves.
Reshma Begum, con el uniforme de su nuevo trabajo este jueves. REUTERS

La costurera que sobrevivió 17 días bajo los escombros de un edificio que se derrumbó en Bangladesh a finales de abril fue dada de alta este jueves y se incorporará pronto a un nuevo trabajo en un hotel de lujo, informó a Efe una fuente del sector textil.

Reshma, de 18 años, abandonó el centro médico tras casi un mes ingresada, con una ceremonia de despedida a la que acudieron las autoridades y representantes del sector de la confección.

"La joven fue dada de alta hoy y se incorporará a trabajar a un hotel de lujo en Bangladesh", dijo Atiqul Islam, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Bangladesh.

Islam afirmó que la antigua costurera se unirá a la cadena de hoteles Westin.

El hallazgo de Reshma fue recibido como un milagro, pues los equipos de rescate habían dado por perdida la esperanza de hallar supervivientes en el siniestro, que ocurrió el pasado 24 de abril en el suburbio industrial de Savar, junto a Dacca.

El derrumbe del edificio que alojaba cinco talleres textiles, entre ellos varios que trabajaban para marcas internacionales, causó la muerte de 1.127 personas, lo que lo convierte en el peor desastre industrial del país asiático.

La tragedia puso de manifiesto las malas condiciones de los trabajadores de este sector en Bangladesh y desde entonces se han tomado medidas para paliar la situación.

Este jueves mismo el Gobierno bangladesí anunció la creación de una comisión que decidirá la subida del salario mínimo de los trabajadores del textil peor pagados del mundo con 29 euros mensuales.

Segundo exportador mundial de textil detrás de China, el sector de la confección representa el 78 % de las exportaciones con unos 19.000 millones de dólares anuales de Bangladesh y da trabajo a 4 millones de personas, la mayoría mujeres.