Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia es invitada a negociar su ingreso a la OCDE

Colombia es invitada a negociar su ingreso al ‘club de los países ricos’

Sería el tercer país de América Latina en lograr el ingreso a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Ya hacen parte Chile y México

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos.
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos. EFE

Colombia fue invitada formalmente a iniciar negociaciones para ser parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que asesora a los países para el mejoramiento de sus políticas públicas y que hoy conforman 34 países del mundo. La OCDE es conocida como el club de los países ricos o desarrollados, pero el presidente Juan Manuel Santos prefiere llamarla "el club de las buenas prácticas".

Santos celebró que Colombia iniciara el proceso para ser parte de la OCDE, luego de que el Consejo Superior de esta entidad reunida este jueves en París, le extendiera la invitación oficial. Lo mismo hizo con Letonia. “Este es un reconocimiento a los logros del Gobierno y del país en materia social, económica y de seguridad”, dijo el mandatario colombiano tras conocerse la noticia y explicó que los países miembros de este club tienen “las mejores prácticas económicas, sociales y de gobernabilidad del mundo entero”.

Al anunciar la decisión de la OCDE, su secretario general, el mexicano Ángel Gurría, dijo en París que esta hace parte del “compromiso de la institución para diversificar aún más su membresía global y refuerza su papel como organismo normativo y casa de buenas prácticas. Colombia y Letonia han dejado claro que la pertenencia es fundamental para su desarrollo y los esfuerzos de reforma”. Gurría también señaló que “estos países ofrecerán una valiosa contribución para enriquecer nuestra experiencia colectiva y fortalecer la OCDE como fuente de políticas públicas eficaces e innovadoras”.

Para Santos, que calificó la noticia como un hecho histórico “que beneficiará a todos los colombianos”, agregó que el ingreso a la OCDE “es un reflejo de la transformación de Colombia y un espaldarazo a la tarea que venimos haciendo” y “significa que Colombia se sigue insertando en los escenarios mundiales más importantes en materia económica y política”. Para el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, con esta invitación Colombia entra a la modernidad. “Ser miembro de esta organización es adherir al club de las buenas prácticas, ser miembro de un sello de calidad y confianza al manejo de nuestras políticas económicas. Muchos aspiran, pocos lo logran”, dijo a medios nacionales.

La Casa de Nariño informó que para lograr esta invitación, tras un proceso que inició hace dos años y medio, Colombia aceptó una serie de recomendaciones de la OCDE en su Plan de Desarrollo, en materia tributaria y en la reducción de aranceles para bienes de capital y materias primas, además de desarrollar un sistema de denuncias que permitan evitar la corrupción en la contratación pública.

El presidente colombiano explicó que esta membresía le permitirá al país incrementar la confianza a la inversión extranjera, con lo que se ayudará a la creación de empleos y el mejoramiento de la calidad de vida de los colombianos. “Solo los mejores son invitados”, dijo un Santos emocionado, quien aclaró que la OCDE “no nos va a decir qué hacer, pero sí nos dirá cuál es la mejor manera de hacer lo que queremos hacer”.

Según explica la OCDE en su página web, el próximo paso es el establecimiento de una hoja de ruta individual con cada país que pretende convertirse en miembro pleno de esta organización. “Las conversaciones de adhesión se desarrollarán individualmente entre los países candidatos y la OCDE, e implicarán a los comités responsables de los aspectos sustanciales del trabajo de la Organización”, dice el comunicado.

Recientemente, Colombia fue designada en la presidencia pro témpore de la Alianza del Pacífico, que sumadas sus economías son la octava del mundo, y de la que hacen parte además Perú, Chile y México. Estos dos últimos países son miembros de la OCDE.