Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Identificado un sospechoso del tiroteo en Nueva Orleans

La policía busca a Akein Scott de 19 años. En el suceso, ocurrido en un desfile por el Día de la Madre, hubo 19 heridos

Imágenes del momento del tiroteo captadas por una cámara de seguridad.

Todo ocurre en menos de un minuto. Un hombre situado en las inmediaciones de un desfile lleno de gente, se acerca y empieza a disparar. Esta escena es parte de las imágenes publicadas por la policía de Nueva Orleans del tiroteo sucedido el pasado domingo durante una cabalgata con motivo del Día de la Madre que dejó al menos 19 heridos. A última hora de este lunes, los agentes han identificado a un hombre de 19 años como autor del tiroteo, según informa AP. "Mucha gente lo ha reconocido", ha explicado en rueda de prensa Ronal Serpas, subdirector del Departamento de Policía de Nueva Orleans. 

Akein Scott, sospechoso del tiroteo en Nueva Orleans (imagen cedida por la policía)
Akein Scott, sospechoso del tiroteo en Nueva Orleans (imagen cedida por la policía)

"El sospechoso se llama Akein Scott y es muy pronto para decir si actuó solo o no. Lo mejor que puede hacer ahora es entregarse", ha añadido Serpas. La foto del sospechoso ha estado colgada en un atril mientras acontecía la rueda de prensa. "Hemos recibido mucha ayuda de la comunidad para la identificación de Scott. La gente ha preferido ponerse del lado de niños inocentes, en vez de defender a alguien que dispara contra una multitud. Están hartos de la violencia en esta ciudad", ha concluido. En 2012, ocurrieron 193 homicidios en Nueva Orleans, siete menos que el año anterior. En lo que va de 2013, las cifras muestran una tendencia a la baja.

Tras el tiroteo, el Departamento de Policía de Nueva Orleans informó el pasado domingo que entre los 19 afectados había 10 hombres, siete mujeres, un niño y una niña, de 10 y nueve años, que "han sido alcanzados por las balas". Los dos menores tenían varias lesiones en el cuerpo pero se encuentran estables. "No sé el estado de las tres personas que fueron operadas tras el tiroteo", ha informado el subdirector de la policía. 

El FBI definió el suceso como violencia callejera, rechazando que haya sido un atentado terrorista. Se buscan a tres sospechosos. Este lunes por la mañana, la policía publicó varias vídeos de los supuestos autores del suceso y ofreció una recompensa de 10.000 dólares por cualquier información que pueda ayudar a su captura. En las imágenes, se ve como "un hombre de entre 18 y 22 años con el pelo corto y vestido con una camiseta blanca y pantalones vaqueros abre fuego contra la gente que está viendo el desfile".

Un día trágico para Nueva Orleans

"Ha sido un día muy trágico para Nueva Orleans, una vez más, especialmente en un día como hoy, el Día de la Madre", dijo el pasado domingo el alcalde de la ciudad, Mitch Landrieu. "Es la tercera vez que pasa algo similar este año. El 21 de enero, durante el desfile del Día de Martin Luther King, otro hombre disparó a cinco personas, y durante el pasado Carnaval, otras cuatro personas resultaron heridas por otro tirador", explicó Landrieu. "Han disparado a madres, hermanas e hijos que han resultado heridos", añadió. El alcalde también instó a los testigos a que proporcionen toda la información posible: "Este tipo de sucesos no se pueden quedar sin resolver. La manera de poner fin a esta violencia es que todos ayudemos".

Había entre 300 y 400 personas viendo el evento en el momento del suceso, unas 200 muy próximas a la zona en la que se produjo el tiroteo. Además, había unos 10 agentes encargados de la seguridad del desfile, que se celebraba en un barrio de familias de clase media y de bajos ingresos. En 2012 su población había disminuido un 60% con respecto a 2005, año en el que el huracán Katrina azotó la ciudad dejando tras de sí 1.800 muertos y unos 128.000 millones de dólares en pérdidas económicas.

"Desde el segundo que oí los disparos, corrí con mi hija y justo un hombre cayó sobre mi regazo", dijo Shermaine Tyler, de 32 años, que presenció el tiroteo. Tyler aseguró que esta persona había recibido dos impactos de bala, uno en la zona de la pelvis y otro en la mano. "Todo esto es ridículo, todos sangramos la misma sangre, todos venimos del mismo dios. Esta gente ha recibido un disparo y para qué", añadió. Adriana Stewart, una residente de la zona que ha participado en el desfile, calificó de incomprensible lo ocurrido. "Era la primera vez que llevaba a mis hijos. No es justo, ni para las madres ni para ellos", dijo.

El Original Big 7 Social Aid and Pleasure Club es el encargado de organizar el desfile desde el año 2001, de acuerdo con su presidente Edward Buckner, que explicó que el fin es "felicitar a las mujeres estadounidenses de Nueva Orleans por el duro trabajo que hacen cuidando de sus hijos”. “No puedo decir cómo son los hombres que han disparado, porque estaba ocupado desfilando. No lo vi venir, todo el mundo estaba pasándolo bien", dijo.

El tiroteo ocurrió en medio del debate político sobre el control de armas en Estados Unidos y antes de cumplirse un mes del atentado durante el maratón de Boston en el que tres personas murieron y más de 180 personas resultaron heridas. Tanto este suceso como el perpetrado por los hermanos Dzhokhar y Tamerlan Tsarnaev en Boston acontecieron a plena luz del día y en eventos con una gran cantidad de gente.

La actual lucha del presidente Barack Obama contra las armas comenzó tras el tiroteo del pasado diciembre en una escuela de Newtown perpetrado por Adam Lanza, en el que murieron 20 niños de entre seis y siete años. La batalla contra el descontrol en el uso civil de armamento ha sufrido varios contratiempos desde entonces. Por ejemplo, la enmienda bipartita para extender el control de antecedentes penales y mentales a todas las transacciones comerciales de armas en EE UU fue derrotada en abril. La iniciativa no solo encarnaba la apuesta legislativa más ambiciosa sobre el control de armas en los últimos 20 años, sino que recogía una de las principales apuestas para la reducción de la violencia armada defendidas por Obama. La decisión supuso un duro revés para las aspiraciones de aprobar una ley más restrictiva sobre armas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >