California, base del grueso de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos

El 10% de la fuerza laboral californiana está compuesta de trabajadores sin papeles

Un inmigrante en un tren en dirección a EE UU, en 2006.
Un inmigrante en un tren en dirección a EE UU, en 2006.REUTERS

Un estudio publicado recientemente por el Public Policy Institute of California ilustra con profusión de datos el alto número de inmigrantes indocumentados que viven y trabajan en el Estado Dorado. De los más de 11 millones de sin papeles que acoge la nación, 2,6 millones residen en California, lo que representa el 23% del porcentaje estatal o, lo que es lo mismo, casi la cuarta parte de indocumentados del país.

California se ha convertido para este tipo de inmigrantes en un santuario, un lugar en el que vivir y en muchos casos trabajar. De hecho, uno de cada diez empleados en este Estado no tiene papeles. El estudio cifra en 1,85 millones las personas que aún no teniendo autorización para hacerlo y trabajan aquí, un 10% de la fuerza laboral, la más alta concentración en el país, junto con Nevada.

La agricultura es uno de los sectores que más mano de obra absorbe, ya que California es el primer Estado de la nación en cuanto a producción agrícola y el que emplea un mayor número de trabajadores, más de un millón durante las épocas de mayor actividad. El sector agrícola de Estados Unidos absorbe a cerca de un millón y medio de trabajadores indocumentados, lo que sitúa al campo a la cabeza del sector productivo con mayor número de sin papeles.

Junto con el campo, según el citado estudio, los indocumentados trabajan mayoritariamente en la construcción, el transporte, la industria y el sector servicios.

La investigación desglosa por zonas la distribución regional de este tipo de residentes y saca a la luz que Los Ángeles ostenta la mayor concentración, con casi un millón de personas, seguido de la Costa Central.

El retrato de los indocumentados se completa en el estudio analizando la forma en que viven, y del mismo se desprende que la mayoría lo hacen en familia. Casi la mitad son padres de hijos nacidos en EE UU, lo que les otorga a estos últimos la condición de ciudadanos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En cuanto al lugar de procedencia de los indocumentados, la investigación llevada a cabo por el Public Policy Institute of California muestra a las claras que América Latina es la cuna de ocho de cada diez de estos inmigrantes.

Sólo México suma el 58%, aunque, tal y como señalan los autores del estudio, Laura Hill y Joseph Halles, “desde el 2010 la llegada de inmigrantes indocumentados procedentes de México ha disminuido, probablemente debido al menor flujo de llegadas y al aumento de deportaciones”. El flujo neto de inmigrantes entre ambos países es por primera vez cero, según un informe publicado en 2011 por el Centro Pew Hispanic. El resto proceden de Asia, Europa, Canadá y África.

Según un sondeo publicado a principios de este año por el PPIC, el 76% de los californianos ve con buenos ojos que “a los inmigrantes indocumentados que han vivido y trabajado en EE.UU por al menos dos años, se les deba dar una oportunidad para conservar sus trabajos y regularizar su situación como residentes legales en el país”. Una cifra ligeramente superior a la del porcentaje de estadounidenses que apoyan la regularización de indocumentados.

Lo cierto es que la ley para regularizar a los 11 millones de indocumentados ya ha llegado al Senado de EE.UU. El siguiente paso será someterlo a debate en el Congreso para su definitiva aprobación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS