Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cerco judicial al dinero de Gadafi se estrecha sobre Sarkozy

Los jueces hallan un ingreso de medio millón de euros en la cuenta de Claude Guéant, la mano derecha del expresidente, pero este asegura que procede de la venta de cuadros

El exministro de Interior francés, Claude Gueánt.
El exministro de Interior francés, Claude Gueánt. AFP

Los jueces que investigan la supuesta financiación libia de la campaña que llevó a Nicolas Sarkozy al Elíseo en 2007 han incorporado al sumario una transferencia de 500.000 euros inyectados desde el extranjero en la cuenta bancaria de Claude Guéant, ex mano derecha del expresidente francés y exministro del Interior.

Según publica hoy el semanario Le Canard enchaîné, los jueces sospechan que el dinero pudo salir de las arcas del régimen de Muamar el Gadafi para financiar la campaña presidencial de los conservadores franceses, tal y como afirmó en su día la familia del depuesto coronel libio y corroboran diversos testigos.

Guéant ha negado rotundamente que el medio millón de euros procediera de Trípoli y afirma que corresponde a la venta de un cuadro del pintor holandés Andries van Eertvelt que hizo en 2008.

El semanario revela que los investigadores descubrieron la transferencia en febrero, durante un registro en las oficinas y en la casa de Guéant en París, donde hallaron además numerosos pagos de facturas de dinero en metálico. Guéant ha explicado a France Presse que dijo a la policía que puede mostrar los justificantes que acreditan la venta del cuadro y ha añadido que pagaba algunas facturas con dinero porque en el Ministerio del Interior recibía “pequeñas sumas” en metálico. El exministro ha vuelto a negar que el régimen libio financiara la campaña de Sarkozy.

Pero, según Le Canard enchaîné, los investigadores decidieron abrir una investigación formal a Guéant tras descubrir esos documentos, para investigarle por corrupción activa y pasiva, tráfico de influencias, falsedad, blanqueo de dinero, y complicidad y ocultación de esos delitos.

El escándalo de la financiación libia de la campaña de Nicolas Sarkozy en 2007 estalló poco antes de la campaña presidencial de 2012, cuando el intermediario franco-libanés Ziad Takieddine, que abrió las puertas de Trípoli a los conservadores franceses, fue detenido en París con 1,5 millones de euros en metálico, y declaró ante el juez que tenía los elementos que prueban que Gadafi contribuyó con 50 millones de euros a la triunfal carrera electoral de Sarkozy.

Más información