Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trasladado a una prisión federal el acusado del atentado de Boston

Dzhokhar Tsarnaev, 19 años, ha sido conducido esta madrugada a Fort Devens, a unos 60 kilómetros al noreste de la capital de Massachussetts

Traslado del acusado del atentado de Boston a la prisión federal de Fort Devens (60 kilómetros noreste de la capital de Massachussetts).
Traslado del acusado del atentado de Boston a la prisión federal de Fort Devens (60 kilómetros noreste de la capital de Massachussetts). AP

El acusado de los atentados de Boston, Dzhokhar Tsarnaev, ha sido trasladado esta madrugada a la prisión federal de Fort Devens (a unos 60 kilómetros al noreste de la capital de Massachussetts), donde serguirá siendo tratado de sus heridas ya que se trata de un hospital penitenciario. Tsarnaev, 19 años, resultó gravemente herido durante un tiroteo la semana pasada con la policía horas después de que las autoridades difundieran fotos de él y su hermano Tamerlan, 26 años, también sospechoso, pero que resultó muerto en el enfrentamiento.

"El Servicio de Alguaciles de Estados Unidos confirma que Dzhokhar Tsarnaev ha sido trasladado del Beth Israel a las instalaciones del departamento de prisiones en Fort Devens, Massachussets" ha informado el portavoz de la fuerza de seguridad, Drew Wade. La prisión está diseñada para albergar presos que necesitan atención médica física o mental a largo plazo. Actualmente cuenta con unos 1.000 prisioneros.

Hasta ayer, Tsarnaev había estado ingresado en el Centro Médico Beth Israel, donde también están siendo tratadas algunas de las víctimas, lo que levantó protestas por parte de algunos familiares de estas últimas. Durante su internamiento en Beth Israel, el joven de origen ruso pero nacionalizado estadounidense fue interrogado por el FBI hasta que se una juez le leyó sus derechos y se le asignó un abogado. Desde entonces guarda silencio.

Los hermanos Tsarnaev son considerados los responsables del ataque con bombas al maratón de Boston el pasado 15 de abril, donde murieron tres personas –entre ellas un niño de ocho años- y más de 170 resultaron heridas. También son los sospechosos de haber asesinado a un policía del MIT (Instituto de Tecnología de Massachussetts), Sean Collier, 26 años, y después secuestrar a un hombre para quedarse con su coche, con el que pensaban trasladarse a Nueva York y colocar el resto de explosivos que tenían en Times Square.

El diario The Boston Globe entrevista en exclusiva al joven de nacionalidad china que secuestraron los hermanos Tsarnaev y que tras huir alertó a la policía, lo que propició su captura

Según relata hoy en una entrevista exclusiva con el diario The Boston Globe el hombre secuestrado, todo el enloquecido plan de los hermanos se vino abajo cuando el coche –un lujoso Mercedes- se quedó sin gasolina. Danny –así es como este joven de 26 años de nacionalidad china ha querido ser identificado- vio una posibilidad de escapar cuando el mayor de los Tsarnaev fue a pagar por la gasolina que habían puesto en el coche y la tomó. “Pensaba que tenía que hacer dos cosas: desabrocharme el cinturón de seguridad y abrir la puerta para salir corriendo tan deprisa como fuera posible, si no lo lograba me mataría allí mismo [Tamerlan]”, explica Danny.

Durante el tiempo que estuvieron juntos, los tres jóvenes conversaron sobre cosas triviales –como que ya nadie tiene CD´s de música- e incluso el mayor de los Tsarnaev llegó a querer confraternizar al decir a Danny que los chinos eran tan simpáticos como los musulmanes. Eso sí, Tamerlan Tsarnaev advirtió a Danny que no fuera "estúpido", que estaba con los responsables del atentado contra el maratón y que si decía una sola palabra en chino lo mataría.

"No quiero morir", explica el joven chino –que llevaba varios meses en el país formando una empresa con unos amigos tras haber estudiado aquí en la Universidad- que pensó entonces durante los cerca de 90 minutos que duró su pesadilla. "Tengo muchos sueños que no he podido realizar aún", finaliza Danny.