Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno sirio dice que no emplearía armas químicas “ni contra Israel”

Un alto mando militar israelí acusó el martes al régimen de haber empleado gas sarín

Bachar El Asad se reúne con una delegación de políticos libaneses en Damasco, el 21 de abril.
Bachar El Asad se reúne con una delegación de políticos libaneses en Damasco, el 21 de abril. EFE

El régimen sirio respondió este miércoles a las acusaciones de un alto mando militar israelí, que dijo el día anterior que el Gobierno de Bachar El Asad había empleado armas químicas, en concreto gas sarín, en contra de la población, en repetidas ocasiones durante el mes pasado. El ministro sirio de información, Omran al Zoubi, dijo que su Ejecutivo “no empleará armas químicas contra los sirios o los israelíes”.

El martes, en una conferencia de seguridad, el máximo responsable de investigación en la inteligencia militar de Israel, general de brigada Itai Brun, dijo: “Hay un gran arsenal de armas químicas en Siria. Nuestra valoración es que el régimen ha empleado y emplea armas químicas”. “Lo que nosotros entendemos es que hubo un uso de armas químicas letales. ¿Qué armas químicas? Probablemente sarín”, añadió.

La inteligencia norteamericana estima que Siria dispone de 1.000 toneladas de armas químicas -gas sarín y mostaza, además de cianuro- almacenadas en 17 localizaciones diferentes. El suyo es uno de los mayores arsenales de Oriente Próximo e Israel teme que acabe en manos de alguna de las milicias rebeldes afiliadas a Al Qaeda que se han infiltrado en la oposición o en manos del grupo islamista Hezbolá, que controla el Gobierno de Líbano.

“Aunque Siria disponga de armas químicas, nuestros líderes políticos y nuestro Ejército no las usarán, ni contra los sirios ni contra los israelíes”, dijo Al Zoubi en un discurso pronunciado en la universidad de Moscú, donde se hallaba de visita, según informa la agencia rusa Interfax. Alegó para ello no sólo motivos políticos, sino también “reservas morales”. Rusia es uno de los principales aliados de El Asad en la escena internacional, y ha vetado en varias ocasiones resoluciones de condena al régimen en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Al Zoubi añadió que, aunque el régimen de Siria entrara en guerra con Israel, y tuviera que emplear toda su capacidad militar y todos sus arsenales convencionales, no recurriría a las armas químicas que atesora. A pesar de esas negativas, la Secretaría General de la ONU ha protestado porque, hasta hoy, el régimen no ha permitido que sus inspectores entren en Siria a analizar si en un ataque, ocurrido el mes pasado en Alepo, se empleó un agente químico, tal y como han denunciado los opositores.

Más información