Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberadas dos mujeres acusadas de querer introducir en México al hijo de Gadafi

Las mujeres, una mexicana y una canadiense, estaban presas desde enero de 2012

Saadi Al Gadafi, hijo del depuesto líder libio.
Saadi Al Gadafi, hijo del depuesto líder libio. REUTERS

Las dos mujeres que fueron detenidas en México a finales de 2011 acusadas de orquestar un plan que pretendía internar en el país de manera ilegal al hijo del extinto líder libio Muamar el Gadafi, Saadi el Gadafi, han sido puestas en libertad este viernes. Un juez federal ha ordenado su liberación al no poder acreditar su responsabilidad en el plan, informó el secretario de Seguridad Pública del estado de Quintana Roo, Carlos Bibiano Villa.

Se trata de la canadiense Cynthia Ann Vanier y de la mexicana Gabriela Dávila que estaban presas desde enero de 2012. Ambas habían sido trasladadas el 31 de enero de 2012 a Chetumal, capital de Quintana Roo (sureste de México), a bordo de un avión de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía). Desde entonces estuvieron recluidas en la sección femenina del Centro de Readaptación Social de Chetumal a petición de la PGR.

Las mujeres estaban detenidas por violaciones a la Ley General de Población, delincuencia organizada y falsificación de documentos oficiales. Otros dos involucrados en el caso, el danés Pierre Christian Flensborg y el mexicano José Luis Kennedy Prieto, están en una cárcel de Veracruz. 

Según informó el gobierno mexicano en 2011, Cynthia Ann Vanier era el contacto directo con la familia Gadafi y la encargada de la operación, que incluyó la compra de diversas residencias para usarlas como casas de seguridad, entre ellas una ubicada en Bahía de Banderas, en el Estado Nayarit, en donde se hospedarían los descendientes de Muamar el Gadafi.

Más información