Los cárteles mexicanos consolidan su desembarco en Europa

Europol advierte de que el cartel de Sinaloa y los Zetas se disputan el control de las rutas del Atlántico con las mafias colombianas

Soldados inspeccionan la escena de un tiroteo en Apatzingán (México).
Soldados inspeccionan la escena de un tiroteo en Apatzingán (México).AFP

Un informe de la Oficina Europea de Policía (Europol) ha difundido este viernes que los carteles mexicanos del narcotráfico han aumentado sus actividades en Europa. El estudio asegura que el cartel de Sinaloa y a los Zetas funcionan como “coordinadores globales del tráfico de cocaína y drogas sintéticas” y además poseen “una cultura extremadamente violenta”. El texto destaca que las principales bandas han expandido sus actividades a la extorsión y tráfico de personas, como el caso de Los Zetas, a los que define como un “sindicato criminal poderoso y muy violento”.

Más información

La organización afirma que el cartel de Sinaloa, controlado por Joaquín Chapo Guzmán Loera, busca establecer una base en Europa, concretamente en España, para controlar de primera mano el tráfico de cocaína. España es, después de Estados Unidos, el principal consumidor de cocaína del mundo. Según la Policía Nacional española, el cartel de Sinaloa buscaba establecer una ruta marítima para introducir la droga a España. Un contenedor con 373 kilos de cocaína de gran pureza fue interceptado en el puerto de Algeciras, al suroeste del país, en julio de 2012. Las autoridades españolas, en colaboración con el FBI, consiguieron desmantelar un mes más tarde el intento del cartel para establecer su centro de operaciones europeo en Madrid. Cuatro hombres fueron detenidos en el lujoso hotel Palace de la capital española. Uno de ellos, Jesús Gutiérrez Guzmán, primo del líder del cartel.

El Gobierno de EE UU ya había advertido el año pasado de que la operación fue un ejemplo sintomático del interés de los carteles en Europa. Europol explica que el interés de los carteles mexicanos por Europa responde a que el precio de la droga al menudeo es mucho más alto que en Estados Unidos (un gramo de cocaína en España es al menos un 25% más caro que en EE UU) y a que la demanda es incluso mayor que en América. Ya en 2007, los carteles mexicanos habían enviado cargamentos de droga a través de Portugal, según datos de la policía española. Rob Wainwright, director de Europol, afirmó esta mañana que los carteles mexicanos son “los más poderosos y los más violentos” y que, pese a que aún no se han registrado mayores incidentes violentos en Europa, el riesgo es latente. “No queremos el nivel de violencia y brutalidad que vemos en México reflejarse en Europa”, explicó.

La repartición de las rutas y territorios y sus consecuencias son una incógnita. Después de los intentos portugueses, las organizaciones mafiosas gallegas se pusieron en contacto con los mexicanos para coordinar las operaciones) es una incógnita. Un agente del departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Oscar Hagelsieb, dijo en marzo de 2012 que las actividades de los carteles mexicanos tienen “un impacto mundial”. Fuentes de la Policía Nacional dijeron a este periódico que, pese a que los colombianos continúan controlando el mayor flujo de tráfico hacia Europa, la presencia mexicana es cada vez mayor. El fiscal Antidroga de la Audiencia Nacional, José Ramón Noreña, dijo en octubre del año pasado que los mexicanos “no buscan alianzas, sino conquistar mercados”.

Europol subraya que los carteles de México han establecido acuerdos directos con los productores en Sudamérica (como las Bacrim y las FARC en Colombia), los transportistas en Centroamérica y África y con las mafias que controlan la venta al consumidor, como la calabresa ‘Ndrangueta. Por su capacidad de organización y establecer acuerdos, el estudio aventura que el poder de los carteles de Sinaloa y los Zetas puede ser mayor que el de los colombianos. Alejandro Hope, analista e investigador en temas de seguridad, matiza que las operaciones mexicanas en Europa si bien pueden haber aumentado, aún no rivalizan con el poder que mantienen las mafias colombianas, que controlan las rutas del Atlántico. “No dudo que haya mexicanos que compren cocaína en Colombia y de ahí la manden a Europa, pero no estoy tan seguro de que el dinero que consigan termine necesariamente en México”, explica. El número de incautaciones de droga proveniente de Colombia en España sigue siendo mucho mayor que el de los cargamentos que venían de México.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

El estudio indica que las mafias mexicanas se han involucrado hasta ahora en una “cantidad limitada” de incidentes, pero aun así advierte de que las autoridades europeas deben de “asegurarse de que los grupos de crimen organizado mexicano no puedan hacerse un hueco en Europa”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50