Suiza asegura que el exministro Cahuzac movió 15 millones de euros

El Gobierno francés anuncia medidas europeas contra el balnqueo de dinero

El exiministro francés Cahuzac el pasado marzo.
El exiministro francés Cahuzac el pasado marzo. MIGUEL MEDINA / AFP

El escándalo de la cuenta suiza abierta en 1992 por el exministro francés de Hacienda y Presupuesto socialista Jérôme Cahuzac adquiere peor aspecto cada día que pasa. Fuentes bancarias suizas han confirmado este domingo a un periodista de la Televisión Suiza Romanda (RTS) que Cahuzac intentó colocar al menos 15 millones de euros en un banco privado de Ginebra, mucho más de los 600.000 euros reconocidos hasta ahora por su letrado.

El abogado de Cahuzac, Jean Veil, respondió que "la información no es creíble por sentido común, ya que Cahuzac sabe perfectamente que el dossier va a llegar a los jueces, y no tendría sentido decir solo una parte de la verdad".

Edwy Plenel, director del diario digital francés Mediapart, que ya adelantó esa cifra hace unos meses en una información, explica a este diario que “si la investigación penal confirma que Cahuzac movió entre 15 y 17 millones de euros, tal y como dicen esas fuentes, ya no estaremos ante un asunto personal, sino que estará en juego la financiación del Partido Socialista”.

La pregunta que todo el mundo se empieza a hacer en Francia es si el escándalo Cahuzac es un asunto de un hombre solo o un escándalo de financiación ilegal semejante al que ha afectado al Partido Popular español. Si el exministro es un simple excirujano plástico que se enriqueció antes de entrar en política haciendo implantes capilares y cobrando comisiones del lobby farmacéutico o si, además de eso, era el hombre que movía en la sombra las cuentas del Partido Socialista.

Plenel considera que la investigación de verdad empieza ahora y recuerda que Cahuzac ha sido un barón regional “muy cercano a los pesos pesados del PS desde los primeros años noventa. Estuvo cerca de Michel Rocard, de Lionel Jospin, y luego de Dominique Strauss-Kahn y de François Hollande. De momento solo podemos hacernos algunas preguntas. ¿Cuánto dinero ha movido Cahuzac en el extranjero desde hace 20 años? ¿De dónde procedían esos fondos? ¿Por qué ha decidido confesar todo tan pronto, sin tener necesidad de hacerlo y sin esperar siquiera a que los jueces le imputaran? ¿Por qué dice ahora que quiere volver a la Asamblea Nacional como diputado de a pie para poder decir la verdad?”.

Según el director de Mediapart, también es misteriosa la forma en que Hollande y su ministro de Economía, Pierre Moscovici, han gestionado el asunto desde el primer día. “Moscovici sigue afirmando que hizo todo bien pero ha incurrido en un palmario conflicto de intereses al preguntar al Gobierno suizo si tenía constancia de la cuenta de Cahuzac”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

La información aportada este domingo por el periodista de la televisión suiza Darius Rochebin afirma, citando fuentes bancarias, lo adelantado por Mediapart: Cahuzac intentó, en 2009, depositar 15 millones de euros en varias entidades privadas de Ginebra, pero las familias que dirigen esos bancos rechazaron el ingreso porque “temían que su expuesta posición política pudiera producirles complicaciones ulteriores”, explica Rochebin.

Aquel año, según confirmó Mediapart, Cahuzac pidió al banco Reyl et Co, que gestionaba sus haberes en Suiza desde 1993, que sacara el dinero de su cuenta en UBS tras saber que ese banco había aceptado relajar el secreto bancario. Tras la negativa de la banca privada, Cahuzac acabó trasladando los fondos a una cuenta ómnibus —formada por varios depositantes— abierta en una filial del banco Julius Baer en Singapur. Según Mediapart y la RTS, esos complejos montajes offshore solo son rentables si las cantidades superan los dos o tres millones de euros.

Tanto Plenel como Rochebin están sorprendidos de que la investigación administrativa abierta por el Gobierno suizo a petición de Moscovici no lograra hallar en su momento las cuentas de Cahuzac. La televisión suiza ha confirmado también que Moscovici se entrevistó en enero pasado en Davos (Suiza) con su homólogo helvético, y que ambos hablaron del asunto Cahuzac.

El responsable económico del Gobierno Hollande anunció este domingo que París quiere reforzar el intercambio de información bancaria a nivel europeo, “siguiendo el ejemplo de Estados Unidos”. Moscovici propondrá que los intercambios con los bancos extraeuropeos sean “automáticos”, y ha anunciado que también impulsará una posición común con Alemania sobre el blanqueo de dinero “para ir mucho más lejos”. Según el ministro, el asunto Cahuzac ofrece una “motivación adicional para actuar”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50