Un centenar de intelectuales chinos pide al Gobierno que respete las libertades

La petición coincide con la de 140 premios Nobel para que se libere al galardonado Liu Xiaobo

El presidente chino, Hu Jintao, en el Congreso Nacional del Pueblo.
El presidente chino, Hu Jintao, en el Congreso Nacional del Pueblo.EFE

Un grupo de más de un centenar de ciudadanos chinos —entre ellos, prominentes profesores universitarios, economistas, abogados, periodistas y exfuncionarios del Partido Comunista Chino (PCCh)— ha dirigido una carta abierta al Gobierno chino en la cual le piden que ratifique de forma inmediata el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR, en sus siglas en inglés). El tratado, adoptado por Naciones Unidas en 1966 y puesto en marcha en 1976, obliga a los signatarios a respetar los derechos políticos y civiles de sus ciudadanos, incluidas la libertad de expresión, la libertad de religión y la libertad de reunión. Pekín rubricó el pacto en 1998, pero el Parlamento chino nunca lo ha ratificado.

Entre los firmantes de la carta, que ha sido colocada en algunas páginas web y blogs chinos, figuran el profesor de Derecho He Weifang, el economista Mao Yushi, los abogados Pu Zhiqiang y Xu Zhiyong, la activista medioambiental Dai Qing y el periodista Wang Keqin, reconocido por sus investigaciones sobre la corrupción en China.

La publicación del documento se produce en vísperas del inicio la próxima semana de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional (APN) —el Parlamento—, en la cual Xi Jinping, actual secretario general del PCCh y vicepresidente del país, sucederá en la presidencia a Hu Jintao, y Li Keqiang, viceprimer ministro, ascenderá a la jefatura del Gobierno, en sustitución de Wen Jiabao, lo que cerrará la transición de poder iniciada en el 18 congreso del partido celebrado en noviembre pasado.

“En el momento en el que el nuevo Gobierno chino se dispone a entrar en escena, proponemos de forma solemne y pública lo siguiente como ciudadanos chinos: que sea ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, con objeto de impulsar más y establecer los principios de los derechos humanos y el constitucionalismo en China”, comienza la misiva.

El documento, dirigido al Comité Permanente de la APN, sigue al firmado en diciembre pasado por muchos de los mismos intelectuales, que pedía reformas políticas, incluidos un sistema judicial independiente y cambios democráticos.

La presente carta está escrita en un tono más conciliador y constructivo, y reconoce las dificultades de llevar a cabo reformas políticas, pero defiende que ratificar el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos es “un paso adelante factible”. Al mismo tiempo, hace una advertencia: “Dado que como sociedad carecemos de un sentido correcto de los derechos humanos y carecemos de protecciones elementales de libertad, derechos y dignidad personales, tememos que el conjunto de la sociedad corra el riesgo de deslizarse hacia un caos de odio y violencia y moverse hacia el separatismo y la división hostil en caso de que nos enfrentemos a una crisis amplia”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

China Media Project —un proyecto de la Universidad de Hong Kong, que analiza los medios de comunicación en China— asegura que la carta iba a ser hecha pública este jueves por medio de “un importante periódico chino”, pero que las autoridades se enteraron de su existencia el lunes a última hora y los autores no han tenido otra opción que darla a conocer dos días antes. China Media Project ha traducido el documento a inglés.

La petición de reformas surgida dentro de China coincide con la publicación fuera del país de otra carta en la cual más de 140 galardonados con el premio Nobel, encabezados por el arzobispo surafricano Desmond Tutu (Nobel de la Paz, 1984), piden a Pekín que libere al escritor y disidente Liu Xiaobo (Nobel de la Paz 2010), informa France Presse. Liu fue sentenciado a 11 años de cárcel en diciembre de 2009 por “incitar a la subversión del Estado”, debido a sus ensayos políticos y su participación en la redacción de la Carta 08, un manifiesto que pedía reformas políticas pacíficas. La petición de los premios Nobel, también firmada por 400.000 personas de más de 130 países, insta a Xi Jinping a que libere al escritor y a su esposa, Liu Xia, que está sometida a detención domiciliaria desde que fue anunciado el galardón a su marido, a pesar de que no hay ninguna acusación formal contra ella.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS