Obama pide una reacción internacional “rápida” y “creíble” ante el desafío

Corea del Norte ha llevado a cabo su tercer ensayo nuclear según ha anunciado este martes la agencia oficial

El líder norcoreano, Kim Jong-un, en abril de 2012.
El líder norcoreano, Kim Jong-un, en abril de 2012.Ed Jones (AFP)

El ensayo nuclear que Corea del Norte ha llevado a cabo este martes ha suscitado numerosas reacciones de una comunidad internacional que se ha mostrado preocupada por el nuevo desafío del régimen de Pyongyang. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha denunciado este martes la “provocación” llevada a cabo por Corea del Norte, y ha pedido una respuesta internacional “rápida” y “creíble” ante el desafío norcoreano. “Los Estados Unidos seguirán tomando las medidas necesarias para defenderse y defender a sus aliados”, ha dicho en un comunicado.

China, el aliado histórico de Pyongyang, ha expresado su "firme oposición" al ensayo nuclear. La semana pasada, Pekín alertó al régimen de Kim Jong-un, a través de la prensa oficial, de que si llevaba a cabo una nueva prueba tendría “que pagar las consecuencias”, y llegó incluso a pronunciar la palabra tabú de “ruptura” y a mencionar una posible reducción de su ayuda a Corea del Norte. La supervivencia del país norcoreano depende en gran parte del apoyo del gigante asiático, sobre todo en el plano energético.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha condenado el nuevo ensayo nuclear de Corea del Norte y lo ha calificado de “muy lamentable”. El ministro de Defensa ha asegurado que Tokio revisará las sanciones que impone a Pyongyang. Además de las medidas punitivas promovidas por la ONU, Japón, que no tiene relaciones diplomáticas con Corea del Norte desde que hizo su primer ensayo nuclear en 2006, aplica un embargo comercial completo al régimen de Kim Jong-un, niega los visados a los norcoreanos y limita las transferencias financieras entre su país y su vecino asiático.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha dicho que es una "clara y grave violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad", al tiempo que ha confiado en que sus 15 miembros adopten las "acciones adecuadas" en la reunión convocada para este martes.

Rusia también ha condenado "firmemente" la prueba nuclear al considerar que se trata de una violación de las resoluciones de la ONU. "Condenamos estas acciones y, junto al lanzamiento de un cohete balístico llevado a cabo a principios (de diciembre), creemos que son una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad", ha dicho una fuente del Ministerio de Exteriores a la agencia de noticias Interfax.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, ha declarado que el desarrollo de la capacidad nuclear por parte de Corea del Norte "supone una amenaza a la seguridad regional e internacional" y que "dificultan las perspectivas de una paz duradera en la península coreana".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS