Musulmanes y judíos agradecen al Papa el acercamiento entre credos

Los responsables de las religiones mayoritarias en España muestran su respeto por la decisión de Benedicto XVI

Mounir Benjelloun, líder de la comunidad islámica española ha manifestado su “total respeto” la decisión del Papa. “Sus razones tendrá, pero no nos corresponde opinar sobre esas cuestiones que son internas. Tenemos buena relación con esa confesión y esperamos que su sucesor siga los pasos para la alianza de civilizaciones, sin crispaciones y en el buen entendimiento entre nosotros”.

Bejelloun se reafirma en las buenas relaciones y afirma que si el Papa, por cuestiones de salud o de edad no se ve ya con fuerzas para seguir es algo que, “sencillamente, habrá que respetar. Lo han elegido los católicos”, dice.

La Federación de Comunidades Judías en España también ha mostrado su respeto por la decisión de Joseph Ratzinger. El organismo que agrupa a los judíos españoles subrayó su formación intelectual “que sin duda ha trabajado a favor del reencuentro entre católicos y judíos”. Ese camino de reencuentro entre ambas confesiones, según la FCJE, lo emprendió el Papa ya antes de serlo, desde la curia bajo el pontificado de su antecesor Juan Pablo II.

Los judíos españoles recordaron el discurso de Ratzinger en la sinagoga de Colonia, en agosto de 2005, en el que rezó por las víctimas judías del Holocausto, reconoció la raíz judía del cristianismo y denunció los nuevos signos de antisemitismo. También su visita a la sinagoga de Roma en 2010, en la que participó en el inicio de la festividad judía del Yom Kipur y Succot.

“También fue muy importante su viaje en 2009 a Israel y los territorios de la Autoridad Nacional Palestina, en un intento de mediar en el conflicto y contribuir en la búsqueda de la paz”, explica la FCJE en su comunicado, que desea a Ratzinger “larga vida” y le anima “desde el puesto que ocupe” a seguir trabajando “a favor del respeto y la paz entre los pueblos”.

 Más tibios se han mostrado en la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (Ferede) explican que la renuncia de Benedicto XVI les afecta solo igual que a cualquier otro ciudadano. “No nos afecta sustancialmente porque no estábamos en conversaciones con él”, explica Jorge Fernández, portavoz y responsable de comunicación. Consideran que el Pontífice ha tomado una decisión sensata. “Si cree que no puede hacer las funciones que tiene encomendadas, dejar el cargo es una decisión responsable para un puesto tan importante para el mundo católico y el mundo en general”, dice. No opinan sobre los años que Benedicto XVI ha estado ejerciendo: “No es el momento de valorar otras cosas de su mandato, no ha habido grandes avances en el acercamiento a otras confesiones”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS