Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
II ANIVERSARIO DE LA REVOLUCIÓN EGIPCIA

El principal grupo opositor en Egipto rechaza el diálogo con el presidente Morsi

El presidente egipcio ha declarado el estado de emergencia en Port Said, Ismailia y Suez

Jerusalén / El Cairo
Un manifestante, en El Cairo, el domingo.
Un manifestante, en El Cairo, el domingo. AFP

El principal frente de oposición en Egipto ha dado la espalda al presidente Mohamed Morsi, y ha rechazado la reunión a la que había sido convocado este lunes para tratar pacificar las calles del país, después de cuatro días de violencia en los que han muerto más de 50 personas. En rueda de prensa, Mohamed al Baradei, Hamdin Sabahi y Amro Musa, tres de los los principales líderes opositores, integrantes del llamado Frente de Salvación Nacional, han expresado su negativa ante la invitación de Morsi y han puesto condiciones para sentarse a dialogar, entre ellas, que el presidente, islamista ligado a los Hermanos Musulmanes, reconozca su implicación en el baño de sangre de los últimos días en el que han muerto alrededor de medio centenar de personas. El Frente ha calificado además la cita como una medida "cosmética y no sustancial"

"No vamos a asistir al diálogo de hoy, ya enviaremos un mensaje al pueblo y al presidente sobre lo que consideramos que son las bases para iniciar un periodo de conversaciones. Si las acepta, estaremos listos para el diálogo", dijo Al Baradei durante la comparecencia. “Ya hemos aceptado tomar parte en el diálogo en el pasado, y fuimos a la oficina del presidente y hablamos con él”, añadió Sabahi. “No rechazamos el diálogo, pero el resultado fue que emitió un decreto opresivo”, dijo, en referencia a una orden ejecutiva por la que Morsi se confería poderes casi absolutos en el periodo de tiempo previo a la aprobación de la constitución, que fue refrendada por las urnas en diciembre.

Morsi había convocado la reunión para las 18.00 horas (las 19.00 en la España peninsular) en el palacio presidencial. A ella estaban convocadas varias formaciones islamistas, como el Partido de la Libertad y la Justicia, brazo político de los Hermanos Musulmanes, que apoya a Morsi, además de otras organizaciones, seculares, como el Partido de la Constitución o el Partido Social Demócrata, aunadas en el Frente de Salvación Nacional. En un discurso televisado a la nación, el domingo por la noche, Morsi dijo que considera que “el diálogo es el único camino para llevar a Egipto a la estabilidad" y que la violencia vista en los últimos días es “ajena a los egipcios y a la revolución”.

Mientras Morsi llamó a que la oposición renuncie a la violencia vista en el contexto del segundo aniversario de las revueltas que depusieron a Hosni Mubarak, sus detractores han convocado hoy una manifestación para conmemorar el llamado “viernes de la ira”, ocurrido el 28 de enero de 2011, cuando los revolucionarios lograron el repliegue de las fuerzas armadas y tomaron la plaza de Tahrir, desde entonces punto neurálgico de las protestas. Los opositores del Frente le exigen a Morsi que derogue la constitución de corte islamista, aprobada en referéndum en diciembre.

El toque de queda, entre las 21.00 y las 06.00, está vigente ya en Port Said, Ismailia y Suez, las tres provincias donde se ha declarado el estado de emergencia. En Port Said, principal foco de violencia, los disturbios comenzaron por la condena a muerte de 21 acusados por la matanza del estadio de fútbol del equipo Al Masry, en la que murieron 74 hinchas de un equipo visitante en febrero del año pasado. En el resto de la nación las revueltas obedecieron a las protestas de la oposición por lo que considera un secuestro de los principios democráticos de la revolución por parte del Gobierno islamista de Morsi. En abril hay convocadas elecciones parlamentarias, y la oposición ha dicho que las boicoteará si Morsi no deroga la Constitución y crea un Gobierno de unidad nacional.

Durante un episodio de violencia, un hombre ha muerto esta mañana por un disparo en el pecho en la plaza de Tahrir, según ha informado el diario oficial Al Ahram. Desde el jueves se viven en ese punto enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, que trata de desalojarlos principalmente con el uso de gases lacrimógenos. El principal escenario de violencia es sin embargo el este del país. Por los tres puntos donde se ha declarado el estado de emergencia discurre el Canal de Suez, una vía de transporte naviero cuya estabilidad es crucial para la economía de Egipto, que pasa por uno de sus momentos más frágiles.

 

Más información