Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Norte promete acciones contundentes ante las nuevas sanciones

Pyongyang sigue adelante con sus planes de realizar una tercera prueba atómica

Kim Jong-un, tercero por la izquierda, en la reunión de seguridad.
Kim Jong-un, tercero por la izquierda, en la reunión de seguridad. AFP / KNS

¿Una nueva muestra de retórica o una seria advertencia? Corea del Norte ha prometido “importantes medidas”, según han asegurado este domingo la agencia estatal KCNA y la televisión norcoreanas, lo que sugiere que sigue adelante con sus planes de llevar a cabo una tercera prueba atómica a pesar de la oposición de la comunidad internacional.

La declaración se ha producido tras la celebración de una reunión de los responsables de seguridad y asuntos exteriores dirigida por el máximo líder, Kim Jong-un. Kim ha expresado su “firme decisión de tomar considerables e importantes medidas estatales”, a la vista de la “grave situación” en la península coreana, informa France Presse.

El comunicado no detalla cuándo se produjo la reunión ni en qué consisten las acciones, pero el jueves pasado Pyongyang aseguró que realizará más ensayos nucleares y dirigirá sus misiles contra su “enemigo jurado, Estados Unidos”. Fue su respuesta a la aprobación el martes pasado (madrugada del miércoles, en España) por parte del Consejo de Seguridad de la ONU de una resolución de condena a Corea del Norte por el lanzamiento en diciembre de un misil de largo alcance, que, según Pyongyang, tan solo estuvo destinado a colocar un satélite en el espacio.

El régimen norcoreano acusa a Estados Unidos de liderar en Naciones Unidas “movimientos contra el Norte sin precedentes” y obstaculizar mediante nuevas sanciones los esfuerzos de Pyongyang para desarrollar su economía. “Este hecho ha probado una vez más que el (Norte) debe defender su soberanía por sí mismo. Ha quedado claro que no puede haber desnuclearización de la península coreana antes de que el mundo se haya desnuclearizado”, ha señalado la televisión estatal.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha castigado a Corea del Norte con nuevas sanciones y ha ordenado al país asiático que se abstenga de llevar a cabo una prueba atómica –tras las de 2006 y 2009- o tendrá que hacer frente a una “acción significativa”.

La advertencia de Kim Jong-un este domingo se ha producido un día después de que Pyongyang dijera que el previsto ensayo nuclear es una “petición del pueblo” por las últimas sanciones. Estas han incrementado el número de entidades de Corea del Norte en una lista negra internacional.

El régimen norcoreano ha advertido que continuará desarrollando también cohetes para contrarrestar lo que considera hostilidad estadounidense. Pyongyang afirma que Washington supone una amenaza para su seguridad y la de la región, y que esta es la razón de la existencia de su programa de armamento nuclear. Los dos países se enfrentaron en la guerra de Corea (1950-1953). El conflicto concluyó con un armisticio, que nunca se convirtió en tratado de paz definitivo. Estados Unidos tiene alrededor de 28.000 soldados en Corea del Sur.

Se estima que Pyongyang dispone de suficiente plutonio preparado para construir entre cuatro y ocho bombas atómicas, según el científico nuclear estadounidense Siegfried Hecker, que visitó las instalaciones nucleares situadas al noroeste de Pyongyang en noviembre de 2010. Pero se desconoce si sus científicos han sido capaces de fabricar cabezas nucleares lo suficientemente pequeñas para colocarlas en un misil balístico de largo alcance. La realización de pruebas atómicas y el lanzamiento de cohetes son imprescindibles para perfeccionar la técnica. Corea del Sur asegura que el Norte tiene todo listo desde el punto de vista logístico para efectuar un ensayo atómico en cuestión de días.