Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Policías y militares buscan en México al grupo de música desaparecido el viernes

Los 20 miembros de Kombo Kolombia fueron raptados mientras amenizaban una fiesta

Sin rastro de los músicos, de momento solo se sabe que en la cantina hubo cuatro balazos

Imagen de un disco de Kombo Kolombia.
Imagen de un disco de Kombo Kolombia.

La policía del Estado de Nuevo León (noreste de México) y el Ejército buscan pistas del grupo mexicano Kombo Kolombia, secuestrado el viernes de madrugada en un bar de carretera mientras actuaba en una fiesta privada.

De momento, en el lugar del rapto, una taberna llamada La Carreta, conocida en la zona como la cantina de El Guti, solo se han encontrado restos de la fiesta: botellas de cerveza, mesas, sillas, micrófonos, el tambor de una batería y una mesa de billar estropeada, según informa EL NORTE, un diario de la región.

De la banda desaparecida (16 músicos y cuatro trabajadores de la banda, de acuerdo con la agencia EFE; 12 músicos y ocho trabajadores, dice la BBC) no se sabe nada desde que en la madrugada del viernes sus teléfonos dejaron de responder a las llamadas de su familiares.

La cantina de La Carreta está en el municipio de Hidalgo, a unos 40 kilómetros de Monterrey, capital de Nuevo León, un Estado que en los últimos años ha sufrido la guerra entre el Cartel del Golfo y la banda de Los Zetas por el control criminal de su territorio, clave para el tráfico de droga porque es fronterizo con Estados Unidos.

El diario EL NORTE señala que este sábado la policía se ha ocupado de patrullar por la zona que rodea a la taberna y que los militares han estado dentro del local rebuscando pistas y han sobrevolado el lugar en helicóptero. En el suelo de tierra del aparcamiento los soldados han encontrado la carpeta en la que la banda Kombo Kolombia llevaba su repertorio de canciones. EL NORTE detalla que estaba abierta por la página de la canción Nuestra Cumbia y que al lado estaba tirada una hoja suelta en la que aparecía el tema musical Antídoto.

El viernes ya habían aparecido en el lugar la camioneta de viaje del grupo y otros dos coches. Todos los vehículos tenían las puertas abiertas y estaban vacíos.

Por ahora no se sabe quiénes han secuestrado a los músicos y a sus compañeros de trabajo ni tampoco por qué los han raptado. Según las versiones provisionales que menciona el diario EL NORTE, y que califica como "extraoficiales", la operación la ejecutó un grupo de hombres armados que llegaron a la taberna La Carreta en 14 camionetas, le quitaron las billeteras y los teléfonos a toda la gente que estaba en el bar y se llevaron a la fuerza a la banda que amenizaba la fiesta. Lo único que da por seguro este diario, en base a fuentes policiales y testigos anónimos de los hechos, es que durante el secuestro se oyeron al menos cuatro balazos en la cantina de El Guti.

La banda Kombo Kolombia está especializada en el género colombiano del vallenato. Antes de lo ocurrido este viernes habían tocado en otros dos locales que han sido atacados por el crimen organizado, pero no con ellos presentes: se trata del Bar Internacional y de El Sabino Gordo, en donde hubo 21 muertos por un ataque del Cartel del Golfo en julio de 2011.

En México en los últimos años ha habido varios atentados contra músicos. En 2007, por ejemplo, el cantante Sergio Gómez, de la banda K-Paz de la Sierra, fue secuestrado en el Estado de Michoacán (otra zona caliente de crimen organizado, en el oeste del país) y unos días después apareció estrangulado.

Otro caso fue el de Sergio Vega, conocido como El Shaka, cuyo automóvil Cadillac fue acribillado a balazos en 2010 en un puesto de peaje del Estado de Sinaloa, feudo del Cartel de Sinaloa, dirigido por el capo más poderoso de México, Joaquín El Chapo Guzmán.

Por lo general los músicos que se ven envueltos en México en problemas con el crimen organizado suelen ser intérpretes de narco-corridos, un género dedicado a narrar las andanzas de los mafiosos y las luchas entre los carteles enemigos. El tipo de música practicado por Kombo Kolombia, el vallenato, no tiene ese vínculo directo con la cultura del narco.