Cientos de palestinos acampan en el polémico E-1

Los manifestantes han levantado unas 25 tiendas de campaña en el territorio donde Israel planea construir miles de viviendas

Una bandera palestina cuelga de una de las tiendas de campaña levantadas en la zona E1, en las afueras de Jerusalén.
Una bandera palestina cuelga de una de las tiendas de campaña levantadas en la zona E1, en las afueras de Jerusalén.AMMAR AWAD (REUTERS)

Cientos de palestinos han levantado un campamento en el polémico E-1, un terreno situado en Cisjordania y donde Israel anunció recientemente que piensa construir miles de viviendas. Los planes israelíes enfurecieron a Washington y al resto de la comunidad internacional, que considera  fundamental la preservación de ese territorio estratégico para garantizar la mínima continuidad territorial en un futuro Estado palestino. Con esta iniciativa, los activistas palestinos protestan contra el crecimiento de los asentamientos israelíes en Jerusalén y Cisjordania.

“Nosotros, los hijos e hijas de Palestina procedentes de toda nuestra tierra anunciamos la creación de la aldea de Bab Al Shams (la Puerta del sol). Nosotros, la gente, sin permiso de los ocupantes y sin permiso de nadie, nos asentamos aquí hoy porque ésta es nuestra tierra”. Con estas palabras comienza el comunicado de los comités populares palestinos, organizadores de la iniciativa.

Una bandera palestina ondea junto a las 25 tiendas de campaña que los activistas empezaron a levantar a primera hora de la mañana del viernes, en el terreno situado entre Jerusalén y Jericó. La policía israelí acordonó la zona, mientras que los nuevos pobladores de la Puerta del sol anunciaron que no se moverán. “Nos quedaremos el tiempo que haga falta”, anuncia por teléfono Ireen Nasser, una de las activistas. En total son 250 palestinos procedentes de toda Cisjordania y también de Israel. Nasser cuenta que esta mañana la policía israelí les entregó una orden de evacuación, pero que la justicia ha paralizado de momento la resolución.

Más de medio millón de israelíes vive en asentamientos en Jerusalén oriental y en Cisjordania. El Gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha anunciado recientemente nuevos planes para expandir las colonias, incluido uno que contempla la construcción de 4.000 viviendas en E-1. Netanyahu decidió acelerar los planes urbanísticos después de que los palestinos lograran un abrumador reconocimiento como Estado observador ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Los anuncios israelíes se han producido también a escasas semanas de la celebración de las elecciones generales, en las que los intereses de los colonos y el creciente aislamiento internacional de Israel, así como las tensiones con Washington, el gran aliado, han ocupado un destacado lugar en la campaña. La resurrección de un líder político a la derecha de Netanyahu, defensor a ultranza de los asentamientos, ha despertado un creciente nerviosismo en el gubernamental Likud de Netanyahu, dispuesto ahora a pelear por cada voto colono. Las elecciones se celebrarán el próximo 22 de enero.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Hanan Ashrawi, miembro del comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina consideró que el campamento de la puerta del sol es “una iniciativa muy creativa y una herramienta no violenta legítima para proteger nuestra tierra de los planes coloniales israelíes”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS