Hollande lanza un plan de choque contra la pobreza

El Gobierno socialista aumentará un 10% en cinco años el subsidio social y creará 100.000 empleos de inserción para jóvenes

¿Es posible otra política en Europa? El Gobierno socialista francés parece seguir convencido de que lo es. Aunque Alemania exige a París, como a casi todos, más reformas de estirpe neoliberal, el primer ministro, Jean-Marc Ayrault, ha anunciado hoy un plan de choque contra la pobreza que incluye medidas destinadas a paliar la situación de las capas sociales más débiles: jóvenes en dificultades, gente sin hogar, refugiados políticos y parados sin cualificar.

Ayrault ha clausurado la Conferencia Nacional de Lucha contra la Pobreza en París y ha anunciado que la prestación de solidaridad activa (RSA), un subsidio mínimo de 475 euros destinada a los más pobres, se revalorizará un 10% neto en los próximos cinco años, con el objetivo de que acabe representando la mitad del salario mínimo, que hoy es de 1.100 euros. Más de un millón de hogares (1,39 millones) cobran hoy el RSA en Francia.

El Gobierno creará además, a principios de 2013, 100.000 contratos anuales de inserción para jóvenes sin cualificación. Serán contratos de un año, renovables, con sueldos de 45º euros mensuales y se firmarán en las oficinas de empleo, ha explicado Ayrault. Si los jóvenes pierden el empleo podrán seguir cobrando el subsidio. La misma ayuda se ofrecerá a los jóvenes de 18 años a 25 que tengas dificultades de integración profesional pero se comprometan a realizar cursos de formación.

Otras medidas se completan con la creación de 150.000 viviendas sociales (durante el quinquenio que dure la presidencia de François Hollande), y de 8.000 plazas nuevas de albergues para los peticionarios de asilo y los ciudadanos sin hogar.

En Sanidad, el techo para acceder a la cobertura universal se revisará a la baja para permitir que se beneficien 500.000 personas más. Hoy, hay 4,4 millones de personas que viven con menos de 661 euros mensuales que acceden a ese seguro social.

Para prevenir el sobreendeudamiento de las familias y posibles desahucios, el primer ministro ha anunciado que se creará un archivo “positivo” de los préstamos solicitados por los particulares a los bancos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS